Un oficial correntino de la Dirección de Drogas Peligrosas descubrió el ofrecimiento y llevó adelante un operativo de película.
Un oficial de policía que presta servicios en la ciudad de Corrientes se encontraba de vacaciones y viajando, empieza a revisar su red social Facebook. Oportunidad en la que divisa en un grupo de compra/venta que vendían títulos secundarios falsos.

El mensaje decía: “Se hacen títulos secundarios completos, para buscar trabajo y hacer el curso de embarcadizo, paso información por privado”.

Como era evidente que se trataba de un delito de falsificación, el oficial decidió iniciar un diálogo con él o los oferentes. Se hizo pasar por un interesado de la oferta, dialogaron por Facebook y luego por celular.

Cuando coordinó el encuentro, avisó a sus superiores y a la Fiscalía. Al verse cara a cara con el vendedor, le mostró su placa de policía y logró detenerlo.

Era un hombre de 22 años que vendía a 2.500 pesos un documento muy bien armado, con sello, firma y nombre de un reconocido establecimiento privado.