Este año 6 de cada 10 adultos gastarán menos en los obsequios y los elegirán sin priorizar lo pedido por los chicos, según un sondeo. Las opciones económicas y la compra online, en alza.

Pese al insistente “comprame, comprame”, el costoso muñeco de la película infantil del momento deberá esperar. La consola y el celular también quedarán para tiempos mejores. Y la salida al teatro o al cine tendrá que cambiarse por una tarde en la plaza del barrio, que no cobra entrada.

Cuidar al máximo el bolsillo se volvió la gran prioridad para las familias en los últimos tiempos, en especial esta semana, al recrudecer la crisis económica. Y el efecto será bien notorio para los chicos este domingo, Día del Niño, porque sus regalos prometen llegarles “devaluados” respecto de lo que supieron ser años atrás. En eso coinciden encuestas hechas recientemente y también los comerciantes, que sienten la diferencia.

Según un sondeo nacional de la consultora Ipsos para Clarín, el festejo no se suspenderá por el mal tiempo financiero: 81% de los argentinos celebrará esta fecha especial. Pero la diferencia estará en el cómo, porque casi 6 de cada 10 prevén gastar menos que el año pasado en los regalos y salidas, frente a un 13% que hará lo contrario y un 29% indefinido.

Además, la mayoría (54%) declaró que elegirá los obsequios según su propio criterio -sin priorizar lo que el chico pidió o desea-, nivel que sube al 59% en los estratos socioeconómicos bajos y al 63% entre las mujeres.

“Estos resultados marcan que la compra de regalos está atada al contexto actual del país”, observó Verónica Cano, directora de Servicios al Cliente de Ipsos, quien también destacó la relevancia que adquirió la compra por Internet para esta fecha, ya que un 42% de la población encuestada dijo que recurrirá a tiendas online para hacer alguna compra del Día del Niño.

“Permiten hacer búsquedas más precisas, comparar alternativas y realizar filtros de varios tipo. Resultan así una forma de ahorrar tiempo y dinero, y de reducir la incertidumbre que tenemos a la hora de elegir un regalo”, aseguró.

La investigación -hecha por Ipsos Argentina con su nueva herramienta de sondeos rápidos Buzz- halló también sorpresas al consultar qué regalos se darán. “Es destacable que un 64% considera obsequiar golosinas. En un contexto de reducción presupuestaria, los dulces aparecen como segunda opción para el segmento de niños de 3 a 6 años, luego de juguetes”, remarcó Cano.

Frente a eso, sólo 4 de cada 10 adultos evaluaban regalar tecnología (con foco en los mayores de 13 años), 49% pensaba dar dinero, un 68% libros y un llamativo 71% experiencias y salidas.

Festejo con gastos controlados

¿Pero qué tipo de salidas son las que se planean hacer? Otro sondeo de alcance nacional, en este caso hecho por la consultora Focus Market para la Cámara Argentina de la Mediana Empresa, indagó en el tema. “¿Dónde piensan salir con los chicos para el Día del Niño?”, preguntaron. El resultado: 53% irá a parques y plazas y 9% a centros comerciales y shoppings, frente a un 14% que irá al cine, un 5% a parques temáticos y un 3% al teatro.

Los regalos que más se harán, sin embargo, son la ropa y el calzado (un 80% los comprará) y, en el primer lugar de la tabla, juguetes (84%), según el sondeo de Ipsos. Un rubro donde el ajuste también se está sintiendo.

Darío Mermelstein, presidente de la Asociación de Empresas de Juguetes y Afines (Aadeja), grafica que el gasto por compra en las jugueterías ronda hoy entre $ 600 y $ 700, monto muy similar al del año pasado, pese a que los productos subieron mucho de precio (cerca del 30% los nacionales y un 100% los importados). Así, según explica el juguetero, el ticket promedio pasó de tener 2 juguetes en 2018 a tener 1,5 ahora: es decir, una reducción del 25%.

“Para este año ya habíamos cambiado el surtido, buscando alternativas más acordes a la situación actual del consumidor. Las líneas de alto valor casi no se importaron más. De esa manera, y con impulso del plan de cuotas Ahora 12, esperábamos llegar a facturar en este Día del Niño lo mismo en pesos que el año pasado, lo que implicaba una caída real del 20 a 30%. Pero ahora, tras la suba del dólar, es impredecible qué pasará”, aseguró.

“Por la crisis y la restricción presupuestaria, se venden juguetes más económicos. Las masas para modelar están saliendo mucho. También autitos, camioncitos de plástico, bebotes y juegos de mesa que son muy accesibles”, graficó Julián Benítez, vocero de la Cámara Argentina de la Industria del Juguete (CAIJ), quien espera que recién hoy la gente empiece a llegar en masa a las jugueterías.

Ambas cámaras aseguran que las jugueterías, para no afectar la venta de esta fecha (que explica el 50 al 60% de su facturación anual), no remarcarán precios hasta el lunes. Además, subrayan que la gente podrá comprar, a valores pre PASO, en 3 y 6 cuotas del plan Ahora 12, que muchos locales ofrecerán sin interés, más descuentos bancarios de hasta un 35%.

Según el sondeo de Focus Market, para todos los rubros, el 25% de la gente gastará no más de $ 500 en los regalos. El 43% prevé abonar entre ese monto y $ 1.000. Y otro 33%, más de $ 3.000.