El intendente encabezó la apertura de la muestra fotográfica “El futuro está en el monte” y la plantación de especies arbóreas provenientes de la Reserva Ecológica de la Universidad Nacional del Litoral en el marco de los 25 años de la Reforma Constitucional de 1994, que amplió derechos para los pueblos originarios. Para el mandatario santafesino, la exhibición “habla de nosotros mismos, de Santa Fe y su geografía, de las cosas que nos pertenecen, nuestra identidad”.

La Reforma de la Constitución de 1994 consagró nuevos derechos para el Medio Ambiente y los pueblos originarios. A 25 años de la Convención Constituyente que tuvo a nuestra ciudad como escenario, en el Museo de la Constitución se inauguró la muestra fotográfica “El futuro está en el monte” y se realizó la plantación de algarrobos blancos en el acceso al parque. Ambas actividades fueron encabezadas por el intendente José Corral y tuvieron el acompañamiento de representantes de instituciones y de comunidades originarias.

José Corral, en su discurso destacó la presencia de quienes participaron de la Convención Constituyente que permitió ampliar derechos y valoró que el Museo de la Constitución, que se levantó en donde antes se arrojaban los residuos cloacales, “es una obra que hemos hecho los santafesinos con el objetivo de homenajear a nuestra condición tan especial que tenemos, la de ser la ciudad de la Constitución Nacional y todas sus reformas”. El Intendente definió que este espacio “tiene la idea de estar vivo, de incorporar permanentemente nuevos contenidos y por eso, a partir de hoy, hay una huella de los pueblos indígenas”. En ese sentido, calificó como “muy importante esta muestra” y consideró que “habla de nosotros mismos, de Santa Fe y su geografía, de las cosas que nos pertenecen, nuestra identidad”.

Sobre el legado de la Reforma de 1994, José Corral expresó que “nuestro deber es respetar nuestros derechos, cumplir con esas obligaciones, y tomar a la Constitución como un programa hacia el futuro, que nos trascienda”.

Las propuestas se integran a un programa de actividades coorganizadas entre la Universidad Nacional del Litoral y el Gobierno de la Ciudad para conmemorar un cuarto de siglo de la última reforma de la Carta Magna en la capital provincial. Durante el acto, estuvieron presentes la directora de Diversidad Cultural del municipio, Florencia Platino; la presidenta de la Asociación Biblioteca Pro Parque de la Constitución, Adriana Molina; la directora del programa de Derechos Humanos de la Universidad Nacional del Litoral, Rocío Giménez; y la coordinadora Nacional del Equipo Nacional de Pastoral Aborigen (Endepa), María Josefa Ramírez; y el representante de la Asociación Cultural para el Desarrollo Integral (ACDI), Fernando Aiello. Asimismo, estuvieron presentes integrantes de las comunidades qom, mocovíes, colla y wichi, además de vecinos de La Loma.

Conocer el monte

“El futuro está en el monte” fue organizada por ACDI, una organización no gubernamental surgida en la década de los 90. La muestra, que además de fotografías de los santafesinos Rosario Bobbio y Nicolás Heredia cuenta con realidad virtual, propone una experiencia multisensorial a los visitantes, quienes podrán recorrer y conocer el Chaco oculto y más profundo mediante fotografías documentales y el uso de gafas VR que los proyectan al lado de las comunidades chaqueñas. La exposición puede ser visitada de martes a viernes de 8.30 a 18.30, y sábados y domingos de 13 a 18.30.

De su trabajo en el monte chaqueño, Fernando Aiello compartió: “Lo que intentamos hacer es rescatar algunos saberes, acompañar en esos procesos, ayudar en la comercialización, y tratar de aprovechar algunas tecnologías que van apareciendo para vivir de la forma más digna posible ese ambiente tan maravilloso que seguimos teniendo en el Norte de la provincia, como el ambiente chaqueño donde vemos un futuro posible, digno y sumamente gratificante para el hombre en esos espacios”.

María Josefa Ramírez consideró que a 25 años del reconocimiento de los derechos indígenas en la Carta Magna “las instituciones son muy importantes y ayudan a colaborar en el cambio que se necesita para que el reconocimiento formal pase a la vida concreta de los pueblos indígenas”. En ese contexto, valoró que el Museo “es un espacio simbólico importante, porque lo que guarda un museo significa de mucha importancia para la población. Entonces, que empiece a ver huellas indígenas aquí o presencias, son cosas que ayudan a cambiar. Ojala que el paso de hoy marque huellas profundas en este lugar para que sea también un lugar donde se expanda el conocimiento, la valoración y el respeto hacia las culturas”.