Se trata de 12 millones que la provincia depositó en las cuentas municipales a fin que sean girados de inmediato a las empresas para el pago de salarios a los trabajadores transportistas y poder de esta manera destrabar el conflicto.

“Ante la falta de respuestas de los responsables de la situación que ha dejado sin un servicio público a la capital entrerriana, la provincia vuelve a redoblar esfuerzos, a lo ya abonado durante los primeros días de este mes”, señaló Luis Benedetto, ministro de Planeamiento, Infraestructura y Servicios.

Explicó, además, que: “Estos fondos provinciales que perciben regularmente las empresas de transporte desde inicios de 2019, son parte de los compromisos que hemos asumido como gobierno provincial en el marco de la quita de subsidios que operara el gobierno nacional”, agregó que “estos fondos que hoy adelantamos, serán descontados en dos veces, uno a finales del mes de agosto y otro en septiembre”.

“El gobernador no ha dejado de monitorear la situación, desde el ministerio a mi cargo, y junto a mi par de Economía hemos articulado diferentes espacios para el diálogo a fin de poder destrabar la situación; hemos encontrado dificultades dado que el municipio no ha estado en sintonía para arribar a soluciones ante un problema que le es totalmente propio”, reveló Benedetto.

“Una vez más, ante las definiciones del gobierno nacional, es la provincia la que se hace cargo de la situación. Estamos nuevamente poniendo el mayor esfuerzo posible ante una situación que no es de nuestra directa responsabilidad, pero entendemos que no se puede seguir jugando con la tranquilidad de los vecinos de Paraná” enfatizó el ministro y destacó: “Somos un Estado presente, un gobierno que se preocupa por llevar tranquilidad y previsibilidad a la gente”.

Para finalizar anticipó: “Seguiremos analizando la situación, la provincia viene planteando en diferentes foros la necesidad de una nuevos esquema de subsidios y de trabajo entre las jurisdicciones, pero hasta ahora no hemos tenido respuestas ni del gobierno nacional ni tampoco la municipalidad de Paraná, quien es el poder concedente del servicio de transporte en colectivo en la ciudad”.

Menos gente, menos ventas

El paro de colectivos afecta sensiblemente toda la vida de la ciudad. La actividad social, cultural, laboral y, por supuesto, económica se ve mermada porque no circulan los colectivos.
Según los comerciantes, por la calle anda mucho menos gente que los días en los que el transporte funciona normalmente y, por lo tanto, hay menos ventas.
“Todos sabemos que la situación es grave en el país y en el comercio ni hablar. Venimos mal desde hace bastante, las presiones impositivas son altas, el problema de los empleados también es alto. No es lo mismo que en otras épocas y se necesitan más días de trabajo para cubrir gastos. Los números no dan”, comenzó diciendo a esta Hoja Hugo Gianatiempo, de la Cámara de Comerciantes del Microcentro.
Pero la situación se agrava cuando afecta a una fecha muy especial para el comercio como la que se celebra mañana.
“A todo eso hay que agregarle el tema de los colectivos. Si antes andaba el 30% de la gente ahora anda el 10%. Y ese 10% de la gente está cansada y enojada. En el caso de esta fecha se da que todo lo que sea jugueterías, ropa para niños y demás regalos se ve totalmente afectada. Son los días en que podes hacer una diferencia. Los esperás todo el año, como Navidad. Sabés que en esa época tenés que vender y ahora no se puede porque no hay gente”, razonó el comerciante.
Por otra, indicó que “muchos comercios, sobre todos los que tienen varios empleados, arreglaron para que el feriado del sábado trabajen normalmente a cambio del día lunes. Por lo que muchos negocios estarán cerrados el lunes”.
Con respecto a los empleados de comercio que realizan cuatro viajes por día desde sus hogares hasta el trabajo Gianatiempo contó: “Los empleados de comercio se están manejando como pueden. Vienen caminando, en moto. Inclusive se juntan tres o cuatro, dejan el auto a varias cuadras para no pagar estacionamiento. Pero cumplen todos. Hay que destacar la lealtad de los empleados de comercio. No es porque se les descuente porque siempre se comprenden esas situaciones”, subrayó.
En ese sentido, se informó que en el Sindicato de Empleados de Comercio existe un espacio donde los trabajadores pueden pasar el horario de la siesta, con televisión, computadora, sillones para descansar, horno microondas, hasta el horario de regreso a sus empleos.