Al menos tres personas resultaron muertas y una docena heridas, entre ellas tres jugadores, en los graves disturbios registrados en Tegucigalpa después de ser atacado el micro del equipo de Motagua antes del clásico con Olimpia.

Uno de los futbolistas lesionados es el arquero argentino Jonathan Rougier, con pasado en Boca Unidos de Corrientes, Textil Mandiyú y Defensores de Pronunciamiento.

Los incidentes se produjeron antes de la disputa del partido entre el Motagua y Olimpia, correspondiente a la quinta fecha del torneo Apertura, que fue suspendido.

Socorristas de la Cruz Roja de Honduras confirmaron que tres personas murieron cuando eran trasladadas al Hospital Escuela, donde ingresaron una docena de lesionados.

El incidente ocurrió una media hora antes del clásico de la capital de Honduras cuando el micro fue atacado supuestamente por hinchas de Olimpia con piedras y botellas de vidrio, lo que causó una batalla campal tanto afuera como adentro del Estadio Nacional de Tegucigalpa.

En el ataque resultaron heridos tres futbolistas por fragmentos de cristal: Rougier, el defensor paraguayo Roberto Moreira y el lateral hondureño Emilio Izaguirre, todos del Motagua, que tiene como técnico al argentino hondureño Diego Vásquez.

Los tres jugadores fueron trasladados a una clínica, donde recibieron atención médica.