A partir del 2020, la festividad de los sanjuaninos designará a las Embajadora provincial. También habrá cambios en la vestimenta.

La Fiesta Nacional del Sol 2020 cambiará uno de sus atributos más representativos. A partir de la edición del próximo año, la festividad típica de San Juan no tendrá más reina sino que elegirá a su Embajadora de la Fiesta Nacional del Sol. Así como también habrá cambios en la vestimenta típica de las candidatas y algunos requisitos para la elección, con el objetivo de “agiornarse” a la actualidad.

La ministra de Turismo de la vecina provincia, Claudia Grynszpan, dijo a Diario de Cuyo que “la decisión -del cambio de denominación- es para que se ajuste más a la época que vivimos y al rol de las mujeres del momento. Pero no sólo cambiará el nombre, sino que la imagen de la representante también mutará”, dijo y agregó que ya habrá corona para la nueva embajadora.

La fiesta típica de los sanjuaninos está pronta a comenzar la elección de las candidatas departamentales y a seis menes de la celebración central que tendrá un cambio importante: “Sabemos que será un desafío importante para la nueva embajadora, pues será la primera. El cambio responde a una nueva mirada, que tienen que ver con que las maneras de observar y mostrara a la mujer, fueron mutando. Respetamos las tradiciones, pero creo que tenemos que modernizarnos”.

La funcionara explicó que la fiesta se viene modernizando desde hace un tiempo: “Ya hubo cambios estructurales en la Fiesta Nacional del Sol -por ejemplo, el año pasado el show final fue en el predio de Chimbas y no en el autódromo El Zonda Eduardo Copello-, y esto es una forma de agiornarse. Además, de mostrar el rol de la mujer no como la que acompaña, sino como la que también toma decisiones. Lo venimos haciendo hace tiempo con el slogan de la Fiesta que dice: ‘Reina de tu propia vida’, y creo que la palabra ‘reina’ llegó a un punto que tampoco identifica la mujer sanjuanina”.

Adiós a la imagen real
Otro importante cambio se dará en la imagen de la nueva representate, la ministra anticipó que el cetro, la capa y la corona quedarán en el pasado: “La embajadora deberá tomar una imagen un poco más actual, con vestimenta, capacitación y roles que representen a la mujer sanjuanina de hoy”. Sin embargo, el nuevo atuendo aún no está definido.

Aquellas jóvenes que deseen ser las nuevas embajadoras sanjuaninas deberán presentar un proyecto social en su departamento, lo que también responde a la idea de que la candidata no sea elegida solo por su belleza. “Además, desde hace un tiempo estamos trabajando en formaciones de otro tipo. En cosas que no sólo tienen que ver con la estética, sino también en cuestiones de género, por ejemplo. Ahora, lo que tiene que cambiar son algunas cuestiones del jurado para que la embajadora no sea elegida solamente por una cuestión de imagen. También se deberá tener en cuenta qué es lo que representan y cómo lo hacen”, reveló.

“Seguramente esto será un proceso. Creo que cambiar el nombre y la imagen ayuda y acelera para que la elección de la representante no sea meramente estética. Siempre entra en juego la imagen, pero creo que no debe ser nunca el elemento decisorio al momento de buscar o elegir una mujer que represente a San Juan. Tiene que tener pertenencia, un conocimiento y ganas de representar a la provincia; y eso se comenzará a ver cuando veamos cómo representan a su departamento”, finalizó Grynszpan.