Melina Caputo tenía 17 años. De acuerdo a medios locales, pisó descalza un cable pelado conectado a la electricidad.

Una adolescente argentina de 17 años murió en su último día de vacaciones en Punta Cana cuando estaba en compañía de sus abuelas, hermanos y primos. De acuerdo a medios locales, la joven entró en contacto con un cable “pelado” y sufrió una descarga eléctrica.

Melina Caputo había volado a la localidad de República Dominicana por un viaje que había sido organizado por sus abuelas con la idea de disfrutar el Caribe con los nietos más grandes de la familia. Sin embargo, horas antes de volver a la Argentina, la chica sufrió un accidente fatal al regresar de una playa.

A pocos metros del hotel donde se hospedan, Melina subió a una especia de puente y pisó en el suelo un cable “pelado” que estaba conectado a la corriente eléctrica. Sus hermanos y algunos primos que estaban con ella en ese momento no pudieron hacer nada. La descarga fue mortal.

La noticia llegó rápidamente a su entorno y las redes se llenaron de mensajes de condolencias por parte de amigos y conocidos de la víctima. “Quisiera volver a nacer para conocerte otra vez”, escribió Nicolás Baistrocchi, amigo de Melina, en Instagram donde compartió varias fotos junto a ella y un texto de despedida que recibió más de 2.000 me gusta

“Los dos sabíamos que si nos íbamos a separar iba a ser dentro de mucho tiempo cuando los dos seamos muy viejitos. pero nunca me imaginé y que te iba a perder tan pronto”, escribió.

Melina cursaba sexto año de la orientación Ciencias Naturales de la Escuela Modelo de la ciudad de San Juan, usaba las redes sociales a diario y horas antes de su trágico final posteó una storie con el mensaje: “Me voy despidiendo”.