Se trata de Eldo Luis Espinoza de 27 años. También se le atribuyó la autoría de una tentativa de homicidio en perjuicio de otra víctima. La fiscal que investigó los hechos es Ana Laura Gioria.

Condenaron a 13 años de prisión a Eldo Luis Espinoza por el homicidio de Brian Nahuel Robles y la tentativa de homicidio de otra víctima, ambos delitos cometidos en 2016 en la ciudad de Santa Fe. Así lo dispuso el tribunal pluripersonal integrado por los jueces Pablo Busaniche (presidente), Gustavo Urdiales y Rosana Carrara en el marco de un juicio en el que se abreviaron los procedimientos.

La fiscal Ana Laura Gioria, quien dirigió la investigación del caso, le atribuyó a Espinoza –de 27 años– la autoría de homicidio calificado y la autoría de tentativa de homicidio calificado (en ambos casos, la calificación es por el empleo de arma de fuego). Además, le imputó la portación de arma de fuego de guerra sin la debida autorización. Todos los delitos fueron endilgados en concurso real entre sí.

En la vía pública

“Los ilícitos que investigamos fueron cometidos el viernes 10 de junio de 2016 aproximadamente a las 13:30, en inmediaciones de la calle Sedlaceck al 7.400 del barrio San Agustín II de la capital provincial”, indicó Gioria.

Con respecto a los hechos que se le atribuyeron al condenado, manifestó que “Espinoza iba a bordo de una motocicleta que conducía otro hombre, y sorprendió a las dos víctimas en la vía pública. Les realizó por lo menos tres disparos con un arma de fuego con la intención de darles muerte”.

“Robles recibió el impacto de un proyectil en la zona del omóplato, lo que le ocasionó una herida de gravedad que causó su muerte”, especificó la funcionaria del MPA. Acerca de la tentativa de homicidio que también se le endilgó al condenado, la fiscal precisó que “la otra víctima fue lesionada en una de sus piernas”.

Gioria concluyó que “la pena resuelta por los magistrados considera la gravedad de los hechos atribuidos, la corta edad de la víctima fatal –tenía 21 años– y la temeridad de Espinoza para cometer los ilícitos a la luz del día y en plena vía pública”.

Aprehensión y secuestro

“Luego del cometer el ilícito, el condenado se dio a la fuga en el mismo rodado en el que había arribado al lugar de los hechos, aunque fue aprehendido minutos después en cercanías de la zona”, relató la fiscal del MPA.

Asimismo, destacó que “se le secuestró en su poder un arma de fuego tipo pistola calibre 45, con un cartucho en la recámara y un cargador con tres cartuchos intactos. Por esta razón se le imputó la portación de arma de modo ilegítimo, ya que la llevaba consigo en la vía pública en condiciones de su inmediato empleo”.