Una huida, un choque, un disparo en la cabeza. Todo ocurrió en cuestión de segundos y nadie logra entender la causa de esa tragedia.

Fue alrededor de las 15, en avenida Sarmiento al 1.250. Por el pasaje Irigoyen circulaba una camioneta, pero al llegar a ese cruce el conductor advirtió que había un control vehicular e intentó evadirlo, según fuentes policiales.

De acuerdo con esa versión, el chofer no solo intentó embestir a los inspectores municipales sino que luego se dirigió hacia un colectivo de la línea 9, al que terminó chocando.

Las fuentes relataron que, segundos después y sin bajarse del vehículo, el hombre se disparó en la cabeza. Cuando llegó la Policía, estaba sin vida.