El gobernador de Santa Fe Miguel Lifschitz participa hoy junto a otros mandatarios provinciales pertenecientes a partidos de la oposición de una reunión donde se analizará el impacto de los anuncios efectuados la semana pasada por el presidente Mauricio Macri.

 

Antes del encuentro que se realiza en el Consejo Federal de Inversiones (CFI), el gobernador santafesino anticipó que le solicitará al gobierno nacional una retribución para poder afrontar las pérdidas que no fueron tenidas en cuenta en el presupuesto pactado para este año.

“El gobierno tiene que compensar a las provincias, una alternativa podría ser que lo que se va recaudar demás por retención a las exportaciones, en razón que se ha apreciado el tipo de cambio, el dólar, y que estar mayo recaudación la reparta a las provincias”, propuso antes de ingresar a la reunión.

Lifschitz dijo que “las medidas tomadas la semana anterior fueron de manera muy improvisada, sin haber consultado a los gobernadores, ni haber tenido en cuenta el impacto que esto tiene sobre las finanzas de los gobiernos provinciales y locales”.

En ese sentido, dijo que en el caso de Santa Fe “representa aproximadamente alrededor de 4 mil millones de pesos de pérdida de acá hasta diciembre, una cifra enorme, muy difícil de absorber en un presupuesto que de ninguna manera preveía esa situación”.

“El gobierno tiene que tomar nota de esta situación y tiene que compensar a las provincias”, insistió.

De la reunión participan los mandatarios de Tucumán, Juan Manzur; San Juan, Sergio Uñac; Entre Ríos, Gustavo Bordet; Chaco, Domingo Peppo; Formosa, Gildo Insfrán; La Rioja, Sergio Casas; Tierra del Fuego, Rosana Bertone; Neuquén, Omar Gutiérrez; y Misiones, Hugo Passalacqua.