En 2019 los celulares son un producto de consumo masivo. CLG hizo un relevamiento para conocer el valor de los mismos luego de la disparada cambiaria.

En Argentina la devaluación marca el día a día de la economía. Los bienes y servicios se vieron afectados por esta variable y los argentinos comenzaron a reducir sus gastos. Pero, ¿qué pasa cuando los números suben en productos que en la actualidad son indispensables como un teléfono celular?

Los precios de los celulares comienzan a partir de los $7.000 y promedian los 17.000 pesos. Pero, los de las marcas más importantes alcanzan la exorbitantes cifras de $120.000. CLG recorrió la city rosarina analizando cuánto cuestan los aparatos de telefonía móvil.

Hoy en Argentina existen casi una decena de marcas de teléfonos celulares: Alcatel, LG, Samsung, Moto (ex Motorola), Huawei, Xiaomi y Apple, con su famoso Iphone.

Partiendo de los aparatos más comprados (Iphone, Moto y Galaxy) los precios comienzan con el Samsung Galaxy J4 Plus en $12.800 y llegan a los 82.000 (1.439 u$s) con el Iphone XR a la cabeza.

La calidad claramente varía, mientras el J4 Plus tiene 32 GB de memoria interna, el XR de la manzanita llega a los 128 GB. Además, el teléfono de Apple es el elegido por los fanáticos de las redes sociales por su calidad de producción de contenido multimedia.

Buscar un teléfono de la famosa marca de Steve Jobs significa en la actualidad buscar la mejor calidad del mercado.

En el campo de la telefonía móvil, la memoria interna del teléfono es la que el dispositivo lleva integrada en placa de fábrica y que almacena: el sistema operativo Android y las aplicaciones, configuración y datos del usuario. Cuanto más capacidad tenga, mejor será la productividad del móvil.

Apple, acentuando su diferencia con los otros fabricantes, ofrece un teléfono Iphone XR con 256 GB de memoria interna (la más alta del mercado) y se puede conseguir por poco más de 2.100 dólares: a cambio de este 21 de agosto, este teléfono cuesta $122.000. Estos precios están sujetos a la variable que maneja la moneda extranjera en nuestro país.

Si decidías comprar este mismo modelo de 256 GB hace 10 días, cuando el dólar en Argentina se ubicaba a poco más de $45, el precio llegaba a casi $95.000 y el modelo de 128 GB no superaba los 65.000 pesos.

Pero Samsung no se queda en el aparato J4 Plus. El S10e cuesta 70.000 pesos y el S9, 45.000. Estos modelos son la última presentación y el “caballito de batalla” de la marca: 128 GB y una memoria RAM de 6 GB.

Hasta aquí los celulares que superan los $25.000. Estos en algunas casas sólo se pueden comprar en efectivo y en algunos casos se deben hacer por encargue.

Moto presenta modelos que rondan el promedio presentado, de una calidad media alta. El Moto G7 se consigue por 18.000 pesos con una memoria RAM de 2 GB y una memoria disponible de 22 GB. En el listado también hay modelos que superan los $30.000 y son de una gama alta, como así algunos que no superan los 14.000 y son considerados de gama media.

La marca Xiaomi llegó al mercado proveniente desde China y presenta dos modelos con fuerza en el mercado: el Note 7 y el Mia 9. El primero cuesta 320 dólares, o sea $18.240 (antes de las Paso 14.400), sostiene una memoria interna de 128 GB. El segundo, con 256 GB, se cotiza en u$s 580, es decir $33.060 (si se compraba el 11 de agosto valía 26.100). Esta marca también está sujeta a la volatilidad cambiaria.

Su compatriota Hauwei, polémica empresa que sufre los embates de Estados Unidos, tiene en su catálogo el Mate 20 por 58.000 pesos y es el modelo con más memoria de la marca (256 GB). Sin embargo, también exponen celulares más económicos de $16.000.

Por último, Alcatel y LG tienen celulares por menos de 8.000 pesos. Alcatel tiene en sus filas el 1X pero con 16 GB de memoria interna a un precio de $7.000, por su parte LG por el K9 presupuesta $8.000, también con una memoria de 16 GB.

La variedad de precios y calidad es igual que cualquier producto que se presenta en el mercado pero los celulares se volvieron indispensables a la hora de comunicarse, trabajar, el ocio o simplemente cualquier actividad que se desarrolle con este, ya que hoy un celular es mucho más que un teléfono.

Todos estos precios están sujetos a la variable de pago. CLG basó los precios en precio de contado; mientras que con tarjeta de crédito, y según la cantidad de cuotas, el valor aumenta entre un 20 y un 30%. Asimismo, se tomó celulares “liberados”, los números en empresas de telefonía móvil se reducen entre un 15 y un 20% del costo de contado.

Un informe del CESyAC estima que la canasta básica en Rosario supera los 50.000 pesos para una familia de clase media. Un celular promedio vale un tercio de esa medición.