Se trata de la defensa cercana a la toma de agua. Vecinos aseguran que los reclamos están hechos y opinan que habría que repararlos antes de la crecida anual del río.

El terraplén cercano a la toma de agua en Colastiné sufrió el último fin de semana un importante desmoronamiento. Además, la defensa costera presenta varios socavones. Al respecto, Claudia Díaz, una vecina de la zona, aseguró que las autoridades ya están avisadas: “fui a Santa Fe, hice la nota, todo, dijeron que iban a venir, pero en ningún momento se llegaron a acercar acá”, afirmó.

La vecina también explicó que las fallas datan de hace tiempo, aunque el último fin de semana se produjo un desmoronamiento importante. En tal sentido, consideró que “está cada vez más abajo” y advirtió que concurre mucha gente a pescar, de todas las edades: “chicos…también hay un abuelo que viene, todas las mañanas a caminar, es un peligro que él se caiga y nadie sepa nada que él se ahogó”, detalló.

Claudia también opinó que el viento hace su trabajo y el agua socava la tierra, y recordó que se aproxima la crecida estacionaria del río. Por eso, solicitó que “que hagan algo”, “porque después van a lamentarse cuando empiece a crecer el río y después van a decir “cómo no avisaron”.