El hecho ocurrió en una esquina de barrio La Ranita. Desconocidos dispararon y uno de los proyectiles dio en el menor. 

Un niño de seis años recibió un balazo en uno de sus brazos ayer por la tarde cuando jugaba en calle Chaco al 6900, en el norte de la ciudad.

Según el relato de la abuela del niño la familia se encontraba dentro del hogar , su madre había ido a comprar alimentos para cocinar y los chicos jugaban a la pelota en la puerta de la vivienda cuando se escucharon seis disparos. Al salir a la calle vieron al niño tirado en el piso llorando. Al asistirlo notaron que tenía una herida en uno de sus brazos. Acto seguido trasladaron al niño al hospital Psiquiátrico donde recibió las atenciones pertinentes y se constató que las heridas no revisten gravedad.

Los vecinos, explicaron por LT10, que en el lugar se vive a los tiros. Los disparos son constantes y no se sabe de dónde vienen las detonaciones.

Una de las versiones habla de una moto de 110 cilindradas que apareció en el lugar y comenzó a disparar a una distancia de 100 metros y si bien los disparos no estaban dirigidos a los menores quedaron en el medio de un fuego cruzado.

Según relató la madre del menor el hecho ocurrió cuando “fui a comprar para cocinar y mientras iba mi cuñado me avisa lo que había pasado” .

Con respecto a la seguridad del lugar la mujer sostuvo que es nula y que no hay presencia policial.