El candidato a presidente del Frente de Todos buscó llevar tranquilidad a los mercados. Qué dijo del cepo, la inflación, Guillermo Moreno, José López y de la muerte de Nisman.

El candidato a presidente del Frente de Todos, Alberto Fernández, expuso en el seminario de Clarín, “Democracia y Desarrollo” y se refirió a la deuda que contrajo el país y la postura que tomará su eventual equipo económico en caso de llegar al gobierno. El exjefe de Gabinete “K” intentó llevar tranquilidad a los mercados tras haber dicho que pensaba negociar “bonista por bonista”, lo que generó incertidumbre entre los principales actores económicos. Además, sostuvo que le preocupa el cronograma de vencimientos a partir de 2020.

“La Argentina no tiene ninguna posibilidad de caer en default si yo soy presidente, es muy dañino, nadie lo puede querer, nos atrasa, nadie puede plantear seriamente una quita. Este fantasma que ha sido alentado por el Gobierno es un error”, sostuvo.

En una reciente entrevista con Clarín, Fernández dijo que el próximo gobierno deberá negociar bonista por bonista, lo que provocó una fuerte incertidumbre entre los principales actores económicos. De hecho, el economista Emmanuel Álvarez Agis intentó aclarar sus dichos al afirmar que la eventual gestión de los Fernández “refinanciará” los compromisos.

En el seminario, Fernández, intentó explicar qué quiso decir con esa frase: “Creo que fue dicho en un contexto en el que por ahí no lo medí. La Argentina tiene que ver cómo genera condiciones para pagar esta deuda. Estoy hablando de conseguir los dólares para hacer frente a estas obligaciones, y después tendremos que hablar con los acreedores para ver cómo resolvemos el tema pero si la Argentina hoy debe pagar la deuda en las condiciones en las que está difícilmente pueda hacerlo. Esto es todo. Hay que sacar del escenario la idea de que venimos a incumplir las obligaciones asumidas”.

Y agregó: “Es una cuestión de sentarse a negociar, simplemente. Habrá que sentarse y discutirlo, simplemente”.

Cronograma de vencimientos

Fernández dijo estar “muy preocupado” por el cronograma de vencimientos, es decir, la fecha en la que la Argentina deberá hacer frente a sus obligaciones. “Me preocupa más a partir del 2020, pero habrá que sentarse a discutir, simplemente, el que llegue va a tener que hacerlo”, sostuvo.

Cepo al dólar

El postulante del kirchenrismo volvió a reiterar su rechazo al cepo cambiario, que caracterizó a la política económica de los últimos años del gobierno de Cristina Kirchner. “Es como poner una piedra en una puerta giratoria, nadie sale pero nadie entra”, lanzó.

La inflación y Guillermo Moreno

Fernández se mostró cauto a la hora de referirse a la inflación y adelantó que será complejo reducir este flagelo que afecta el bolsillo de millones de argentinos. “Si yo logró al cuarto año tener una inflación de un dígito, seré el tipo más feliz del mundo, pero es muy difícil lograrlo”, afirmó.

En ese tramo de su discurso, se mostró muy crítico de la gestión de Guillermo Moreno: “Lo último que haría es copiar algo de lo que hizo, lo digo por enésima vez, le hizo mucho mal a la Argentina. Si seguimos con esta dinámica vamos a seguir chocándonos contra las paredes, tenemos que parar la pelota, tenemos que hacer un enorme acuerdo donde participen empresarios, sindicatos y gobierno. Ya lo tengo hablado”.

“José López me asqueó como a todos los argentinos”

El candidato a presidente del kirchnerismo se refirió al caso José López, el secretario de Obras Públicas que fue detenido tras arrojar bolsos con U$9 millones en un convento de General Rodríguez. “Yo nunca dije que no había corrupción, ver un hombre tirando bolsos me asqueó”, señaló sobre este particular episodio.

La muerte de Nisman

Pese a que Alberto Fernández señaló en varias oportunidades que la muerte de Alberto Nisman “fue deplorable” y vinculó -indirectamente- al gobierno de Cristina Kirchner con este hecho, el actual candidato a presidente consideró que la exjefa de Estado nada tiene que ver con ese episodio.

“Vamos a hacer todo lo que haga falta para que fiscales y jueces trabajen, lo que tenemos que hacer es sacarlo a Nisman de la contienda política. Si alguien mató a Nisman que se haga cargo, estoy seguro que no fue Cristina, de eso estoy seguro. Hay que aplicar la regla de la novela policial, dime quien se beneficia con el crimen y te diré quien fue el asesino”.

El rol de la Justicia

Durante la campaña, Fernández sostuvo que varios jueces deberán revisar las sentencias que firmaron en estos últimos años. Consultado por estas palabras, el postulante a la Casa Rosada aclaró: “No vengo con la idea de amnistía e indultos”.

Y continuó: “No tengo que meterme en lo judicial. Quiero que se respete el estado de derecho y que ningún corrupto quede impune. Si todos vemos cómo funciona la Justicia, por qué no nos quejamos, no seamos hipócritas. Quiero jueces probos que no dicten fallos en torno a la coyuntura, quiero que respeten el Estado de Derecho y que ningún corrupto quede impune”.