En la noche del 22 al 23 de agosto de 1791, se produjo en Santo Domingo (actualmente Haití y la República Dominicana) el comienzo de una sublevación que sería de decisiva importancia para la abolición del comercio transatlántico de esclavos.

El 23 de agosto del 1791, comenzó una revuelta en Santo Domingo (actualmente Haiti y República Dominicana) que tendría más tarde el mayor efecto sobre la abolición de la trata transatlántica de esclavos.

La rebelión de los esclavos en esta área debilitó el sistema colonial del Caribe, incitando a una revuelta más general que culminó en la abolición de la esclavitud y en la independencia de la isla. En este momento se marcó el inicio de la destrucción del sistema de esclavitud, la trata de esclavos y de la forma más evidente del colonialismo.

El Día Internacional del Recuerdo de la Trata de Esclavos y de su Abolición fue celebrado primero en Haiti, en 1998, y luego en Senegal, en 1999.

Cada año, la Unesco invita a las personas alrededor del mundo a organizar eventos centrados en esta temática, incluyendo jóvenes, educadores, artistas e intelectuales.

De igual modo, organizadores culturales, músicos y artistas aprovechan para expresar la resistencia contra la esclavitud mediante su arte. En la educación, distintas organizaciones informan sobre los eventos históricos que fueron asociados con el trato transatlántico de esclavos y la consecuencia de esto, y se busca promover la tolerancia y los derechos humanos.

¡Desde cualquier parte del mundo, súmate a promover la tolerancia!