Se trata de JJMB de 66 años. También se le atribuyó la autoría de amenazas simples contra su expareja. Los ilícitos fueron investigados por los fiscales María Laura Urquiza y Alejandro Benítez.

 

Un hombre de 66 años cuyas iniciales son JJMB fue condenado a 10 años de prisión por cometer delitos contra la integridad sexual en perjuicio de su propia hija en Humboldt (departamento Las Colonias). Además, se le atribuyó la autoría de amenazas simples perpetradas contra su expareja.

La investigación comenzó bajo la dirección de la fiscal María Laura Urquiza, y fue finalizada por el fiscal Alejandro Benítez. Por su parte, la sentencia fue dictada por la jueza de la Investigación Penal Preparatoria (IPP), Rosana Carrara, en un juicio en el que se abreviaron los procedimientos.

JJMB fue condenado por ser autor penalmente responsable del delito de abuso sexual gravemente ultrajante y abuso sexual con acceso carnal, ambos delitos calificados por ser cometidos por ascendiente y por la situación de convivencia preexistente. También fue condenado como autor de amenazas simples realizadas en situación de violencia de género, en perjuicio de la mujer que era su pareja.

Madre e hija

“El delito que investigamos fue cometido en distintos momentos del año 2016 en una vivienda ubicada en una zona rural de la localidad de Humboldt, que compartían el condenado, su hija y una mujer que era su pareja”, precisó Benítez.

Con respecto al delito cometido en perjuicio de su propia hija, el funcionario del MPA explicó que “se consumó aprovechando la situación de convivencia y el vínculo paterno filial que lo une con la menor”. Y agregó que “si bien no ocurría todos los días, en algunas oportunidades JJMB compartía la habitación con su hija. Fue allí donde la abusó sexualmente cuando estaba a solas con la niña”.

Benítez relató que “los abusos también se consumaron en momentos en que el hombre iba a realizar tareas de campo y lleva a su hija con él”. El fiscal del MPA indicó que “el condenado cometió los delitos contra la integridad sexual mediante el ejercicio de violencia física y verbal”.

En relación al delito cometido en perjuicio de su expareja, el fiscal manifestó que “en el marco de discusiones que tenía con la mujer, JJMB la amenazó de muerte en reiteradas oportunidades. Con su accionar delictivo, promovió en la víctima amedrentamiento y vulnerabilidad”.

Denuncia e identidad

Benítez puntualizó que “la investigación se inició a raíz de la denuncia de la madre de la menor de edad”. Asimismo, el fiscal sostuvo que “en este caso no se brinda el nombre completo del condenado ya que es el padre biológico de la víctima y por lo tanto ambos comparten el mismo apellido”. Y concluyó que “se dan a conocer sólo las iniciales para evitar la revictimización de la niña”.