Crecen las dudas de los inversores sobre la capacidad de pago de la deuda del país.

El Riesgo País argentino registró hoy un marcado ascenso del 10,3%, o 187 unidades, hasta los 2.001 puntos básicos, número emblemático para la Argentina, ya que remonta al año en que se produjo la crisis que derivó en la caída del gobierno de Fernando de la Rúa. La marca superó el máximo nivel de la presidencia de Cristina Kirchner (1.965 puntos, el 14 de noviembre de 2008), para llegar a la cifra más alta desde el 10 de junio de 2005, cuando la Argentina salía del default, luego de la reestructuración de su deuda.

El indicador de JP Morgan mide el diferencial de tasa de los títulos emergentes bonos del Tesoro de los Estados Unidos que en su emisión a 10 años rinde una tasa del 1,49% anual.

El índice accionario S&P Merval de Buenos Aires, en tanto, perdió un 4,6%, a 24.650 unidades, liderado por la caída en acciones energéticas y financieras. Estos niveles son similares a los de agosto pasado, mientras que hay papeles que han retrocedido a precios semejantes a los de la crisis argentina de 2002.

Las dudas de los inversores sobre la capacidad de pago de la deuda argentina persisten luego de que el Fondo Monetario Internacional (FMI) negó, a través de un comunicado, que haya sugerido un “adelantamiento de las elecciones” durante la reunión en Buenos Aires entre representantes del organismo, el candidato presidencial del Frente de Todos, Alberto Fernández, y su equipo económico.

Fernández e integrantes de su equipo de trabajo cuestionaron el acuerdo de asistencia financiera que ese organismo internacional celebró con el Gobierno nacional.