Cáritas reparte bolsones de comida con menos productos básicos. La directora de la entidad local, Aída Traversa, detalló que para ellos no llegó el beneficio de artículos sin IVA.


El fuerte incremento de precios provocado por la suba del dólar y posterior devaluación del peso afectó a varios sectores y Cáritas no fue la excepción. La organización nacional de asistencia, desarrollo y servicio social se vio severamente afectada para el reparto de bolsones de comidas y ante esta situación, debió reducir la cantidad de productos en cada bolsa: de 12 artículos básicos ahora reparten 9.

La directora de Cáritas Rosario, Aida Traversa, dialogó con Radio Mitre Rosario y detalló que no están pudiendo acceder a los beneficios de productos sin IVA. “La resolución habla de consumidor final, esa persona que va al supermercado y encuentra el beneficio, en el caso nuestro, aunque nosotros somos consumidores finales, no entramos. No está clara todavía la medida. Para nosotros no hubo una baja de precios, no hubo un beneficio”, denunció.

Es por eso que por la suba del precio debieron tomar pedidas pocos felices para poder cumplir con la demanda: “El dinero se recibe de un subsidio que viene de la provincia, todos los meses la provincia deposita y nosotros tenemos que comprarlas a proveedores y enviarlas a cada barrio, cada Cáritas parroquial. Esa mercadería no aumenta a razón de la inflación, por ejemplo, el aceite tuvo un incremento del 30 por ciento y el subsidio no aumenta en función de eso”, detalló Travesa.

Desde Cáritas siguen cumpliendo con la entrega de 14 mil bolsones de comida pero debieron quitar tres productos de la bolsa: “Hay cosas que tenemos que empezar a sacar. Tenemos alrededor de 14 mil bolsones, a lo que nosotros llamamos ayuda alimentaria y llega a chicos de 2 a 12 años, y tenemos que sacar artículos para que nos alcance y poder repartir esa cantidad. Un bolsón que antes tenía 12 artículos básicos ahora tiene 9 productos”.

En el marco del Día Internacional de la Solidaridad (el pasado lunes 26 de agosto), Cáritas dio a conocer lo recaudado en la colecta anual del pasado 8 y 9 de junio con números que dejan muy bien parada a la ciudad de Rosario: “A nivel nacional hubo un incremento del 27 por ciento en la colaboración y en Rosario hubo un número mayor, un 60 por ciento. Nos puso muy contentos que a pesar de la crisis que nos llega a todos, la gente sigue siendo solidaria y ayuda mucho.

Por último, Aida Traversa describió cuál es el estado actual del refugio de mujeres de Cáritas, ubicado en Balcarce al 1000 y que abrió sus puertas a fines de julio: “Seguimos trabajando a tope en el refugio, las señoras varían de 5 a 10 personas. A partir de las 19 horas se abre el refugio y se retiran a las 8 de la mañana. Se les sigue brindando la merienda, la cena, la ducha y el desayuno. Los colaboradores siguen firme acompañando”.