Se trata de PAF de 31 años. La medida cautelar fue impuesta por la jueza Cristina Fortunato a pedido del fiscal Guillermo Loyola. El funcionario del MPA también le atribuyó la autoría del delito de usurpación, cometido en dos oportunidades.

Un hombre de 31 años cuyas iniciales son PAF quedó en prisión preventiva sin plazo en el marco de la investigación por el homicidio de Bricio Alfredo Montenegro cometido en la ciudad de Rafaela. La medida cautelar fue dispuesta por la jueza de la Investigación Penal Preparatoria (IPP), Cristina Fortunato, a raíz del pedido formulado por el fiscal Guillermo Loyola en el marco de una audiencia realizada en la mañana de hoy en los tribunales rafaelinos.

El hombre investigado fue imputado ayer por el fiscal Loyola por tres hechos ilícitos. El funcionario del MPA le atribuyó la autoría del delito de homicidio simple, en concurso real con la autoría del delito de usurpación (cometido en dos oportunidades).

En forma violenta

“El homicidio de Montenegro fue cometido en fecha y hora que no se puede determinar con exactitud, pero ubicable entre el miércoles 21 de agosto y la noche del viernes 23”, informó el fiscal Loyola. “El imputado, con conocimiento del peligro para la vida y con voluntad en relación al resultado mortal, ató por la espalda las manos de la víctima y, en forma violenta, le causó lesiones graves en la zona del tórax y lesiones cortantes en el pulmón, que finalmente le provocaron la muerte”, detalló.

“Además, PAF ocultó el cuerpo de la víctima en el sótano de una vivienda ubicada en Avenida Italia al 1700, lo sumergió en el agua existente en el lugar y lo cubrió con restos de yeso”, precisó.

Usurpaciones

“En fecha que no se puede determinar con exactitud, pero ubicable en el mes de abril de 2018, el imputado –forzando las medidas de seguridad– ingresó de forma clandestina a una vivienda ubicada en Avenida Italia al 1700 de la ciudad de Rafaela, despojando de la posesión a sus propietarios y alojándose en el inmueble hasta el 21 de agosto de este año”, detalló Loyola.

Asimismo, el fiscal explicó que “aproximadamente a partir del mismo miércoles 21 de agosto, PAF -en forma clandestina y utilizando la llave sustraída previamente a Montenegro-, ingresó a una vivienda ubicada en calle Edison al 1300 de la ciudad de Rafaela y despojó de la posesión a la víctima y a sus herederos legítimos, manteniéndose en el inmueble hasta la noche del viernes 23 de agosto”.