El encuentro se llevará a cabo desde las 9:30 en la Casa Gris. Representantes del gobierno convocaron a representantes de la administración central, docentes, del sector salud y trabajadores viales.

En un encuentro que se llevará a cabo esta mañana en la Casa Gris, representantes del gobierno provincial reciben a los gremios paritarios en una reunión que fue anunciada el pasado martes, luego de que el ministro de Economía, Gonzalo Saglione, pusiera en duda la continuidad de pago de la cláusula gatillo hasta fin de año por los problemas financieros que atraviesa la provincia.

La reunión está prevista para este jueves a las 9:30 y fueron llamados los sindicatos de la Administración Central (ATE y UPCN), docentes (Amsafe, Sadop, UDA y AMET), del sector Salud (AMRA y Siprus) y de Trabajadores Viales. Por el lado del gobierno, estarán presentes el titular de la cartera de Economía, y el ministro de Gobierno, Pablo Farías.

Oficialmente no se hizo referencia específica a la actualización automática de salarios, pero sí se informó en un comunicado que en la ocasión “se evaluará el impacto económico que generaron en las arcas provinciales, las últimas medidas del gobierno nacional”.

Cabe destacar que desde el Ejecutivo santafesino se viene haciendo alusión a dicho impacto. De hecho, la Provincia ya acudió a la Corte Suprema de Justicia de la Nación por la detracción de fondos coparticipables resultantes.

Por su parte, Rubén Michlig, uno de los representantes del gobernador electo Omar Perotti para realizar la transición entre gobiernos, anunció por LT10 que “no hay que aferrarse a la cláusula gatillo”, ya que existen otras formas de actualizar los salarios.

De por sí, el año pasado la cláusula gatillo fue perjudicial para los trabajadores, porque perdieron respecto a al inflación ya que este mecanismo se aplica con retraso. No es la única forma de acordar políticas salariales, es una base de negociación, pero se puede llegar a sostener el poder adquisitivo con otros mecanismos”, expresaba.

Lo cierto es que gremios como FESTRAM, ATE y AMSAFE fueron determinantes al expresar que no están dispuestos a renunciar a la cláusula y exigirán que se cumpla con este mecanismo de actualización salarial.