El presidente de Estados Unidos aseguró que debe permanecer en su país “porque parece que la tormenta podría ser grande”. En su lugar, a la gira prevista para este fin de semana, irá el vicepresidente Mike Pence.

Donald Trump anunció este jueves que ha decidido cancelar la visita que tenía previsto hacer este fin de semana a Polonia debido al inminente paso por Florida del huracán Dorian.

“He decidido enviar a Polonia en mi lugar al vicepresidente (estadounidense) Mike Pence. Para mí es muy importante estar aquí, porque parece que la tormenta podría ser grande”, manifestó el presidente de Estados Unidos, en declaraciones a la prensa en la Casa Blanca.

Trump tenía previsto llegar a Varsovia el sábado 31 de agosto y permanecer allí hasta el 2 de septiembre, para participar en los actos destinados a conmemorar el 80 aniversario del estallido de la II Guerra Mundial.

“He hablado hoy con el presidente (polaco, Andrzej) Duda y le he expresado mis mejores deseos”, afirmó el mandatario, quien agregó que espera volver a programar su viaje a Polonia “en un futuro cercano”.

El jefe de Estado anula así por completo el viaje europeo que tenía previsto emprender este fin de semana, dado que la semana pasada anunció que cancelaba la parada que iba a hacer el 2 de septiembre en Dinamarca debido a la negativa del Gobierno danés a conversar sobre la venta de Groenlandia a Estados Unidos.

La visita de Trump a Polonia iba a producirse un mes antes de las elecciones en el país europeo, y el partido gobernante esperaba aprovecharla para reforzar su ventaja en los sondeos.

Pero Trump subrayó que cree que su atención debe estar en Estados Unidos, donde el huracán Dorian se aleja de Puerto Rico y sigue fortaleciéndose en las cálidas aguas del Caribe rumbo a Florida, a donde puede llegar el lunes como un peligroso ciclón de categoría mayor.

El Centro Nacional de Huracanes (NHC) prevé que Dorian “se convierta en un huracán importante el viernes y siga siendo un huracán extremadamente peligroso durante el fin de semana”.

La agencia federal precisó que el ciclón de categoría 1 en la escala Saffir-Simpson (sobre un máximo de 5), está unos 350 kilómetros al noroeste de San Juan (Puerto Rico) y unos 600 kilómetros al este de las Bahamas.