El nene de 8 años que recibió el impacto de una bala perdida en la cabeza está muy cerca de volver a casa. 

Benjamín Biñale, el nene de 8 años que recibió el impacto de una bala perdida en la cabeza, se siente con más fuerza y está muy cerca de volver a casa. Regresará este sábado al mediodía. Él mismo lo contó en diálogo con Radio 2.

“Me siento que estoy con un poquito más de fuerza”, aseguró Benjamín este viernes, al teléfono con A diario, desde el hospital de Niños Víctor J. Vilela.

Benjamín ingresó al Vilela el sábado 17 de agosto con un disparo en la cabeza. Una bala perdida lo hirió cuando estaba por jugar un partido de fútbol en el club Pablo VI. Estuvo seis días inconsciente hasta que el viernes pasado abrió los ojos y desde entonces su recuperación parece milagrosa.

“Me llega el cariño”, aseguró Benjamín que recibió la visita de los futbolistas Maximiliano Rodríguez (Newell’s) y Leonardo Gil (Rosario Central). Su caso conmocionó y tuvo en vilo a toda la ciudad. Una mujer de 82 años que vive cerca del hospital ofreció incluso su casa a la familia de Benja para que pudieran estar cerca del nene en todo momento. “Con la inseguridad que hay, ella no me conoce, ni conoce mi entorno”, llamó la atención, emocionado, Javier, el papá.

Todavía tiene el proyectil en la cabeza –por el lugar donde quedó, decidieron no operar– pero se siente bien de ánimo y con un hambre voraz. Y aunque recuerda el momento del impacto, no sabe que fue un balazo.Sus padres le dijero que fue unh piedrazo. Vivir con la bala en la cabeza, será el próximo desafío.

Pero por ahora, la familia de Benjamín sólo espera volver a casa.