Dos hombres, uno armado con un cuchillo y el otro con un pincho de cocina, mataron a una persona e hirieron a otras nueve el sábado en la ciudad francesa de Villeurbanne, cerca de Lyon (centro-este de Francia). Uno de los agresores fue detenido, otro está siendo buscado, indicó la prefectura, que no pudo dar más detalles del incidente.

Los hechos se produjeron hacia las 16.30 (11.30 de Argentina) cerca de una estación de metro de Villeurbanne, una comuna limítrofe con Lyon. El fallecido es un joven de 19 años, y de los heridos, tres se encuentran en estado grave, indicaron fuentes de los servicios de bomberos.

Un periodista de la AFP en el lugar de los hechos vio un cuerpo en un funda mortuoria y rastros de sangre en el suelo. La policía instaló un perímetro de seguridad.

En mayo, un paquete bomba ante una panadería del centro de Lyon causó 14 heridos leves. El autor, un joven argelino radicalizado de 24 años, fue detenido tres días después. En su declaración el joven explicó que había “prestado en su fuero interno juramento de fidelidad” al grupo yihadista Estado Islámico (EI).

“No se saben las motivaciones” del ataque, dijo el alcalde de Lyon, el socialista Gerard Collomb, quien subrayó que “está claro que no fue una pelea, ya que una persona atacó a los pasajeros que esperaban el colectivo de manera indiscriminada”.

El diario local Le Progres diario cita a un testigo que relata que el atacante estaba armado con un cuchillo de cocina y comenzó atacar agente que estaba en una parada de colectivos ubicada junto a la boca del metro.

Alrededor de una cincuentena de bomberos y miembros de los equipos de emergencias se han desplazado al lugar para atender a los herido.

Las líneas de colectivos y subte de Lyon y Villeurbanne permanecen afectadas por la operación de seguridad, en la que también participan militares, según Le Progres