En su mesa del sábado por la noche, la conductora también le soltó la mano al Presidente. 


MauEl tenor de los invitados –notorios defensores del macrismo como Martín Tetaz y Gerardo “Tato” Young, ex defensores como Liliana Franco y Ceferino Reato, junto a una Teté Coustarot que intentaba meter algún matiz en la conversación– no hacía prever semejante giro. Es que en su “mesaza” del sábado por la noche, Mirtha Legrand –hasta hace poco ferviente simpatizante del gobierno de Mauricio Macri– confesó sin vueltas y entre risas que “yo también soy panqueque” al reconocer que, a pesar de haber dicho hace un par de semanas que no invitaría a su programa a Alberto Fernández, había cambiado de opinión y ahora no tendría problemas en convidarlo a su mesa.

 

Pero la frase que quedó rebotando más fuertemente no fue esa, sino la que la “diva de los almuerzos” pronunció poco antes. Es que, mientras sus invitados buscaban toda clase de argumentos para suavizar los señalamientos de “errores” en el Gobierno y retomar el discurso oficial de culpar por las actuales penurias económicas a Fernández y el triunfo del Frente de Todos en las PASO, Legrand interrumpió el vocerío defensor y señaló: “Macri era un triunfador, y ahora se ha transformado en un fracasado.” Al Presidente le cuesta cada vez más encontrar quien le endulce los oídos.