Se trata de Sandra Palomo (53), hallada apuñalada y con varios golpes en el río Arenales. Era buscada por su familia desde el sábado. “Nos quedamos sin el sostén”, dijo uno de sus hijos.

La docente desaparecida desde el sábado al mediodía, Sandra Palomo de 53 años, fue hallada sin vida ayer por la mañana. Pasada la media noche uno de sus hijos se trasladó hasta la morgue del Cuerpo de Investigaciones Fiscales (CIF) donde reconoció el cuerpo de su madre. Según pudo saber El Tribuno, la mujer fue violentamente asesinada y desde las fuerzas públicas investigan las causas.

El hallazgo del cuerpo se produjo cerca de las 10.30 en proximidades del río Arenales, en el barrio Don Emilio. Según fuentes de la investigación, ayer una vecina fue a buscar un caballo en la zona del río Arenales, en el barrio mencionado, en el sur de esta capital, y observó un cuerpo entre la maleza, por lo que llamó al Sistema de Emergencias 911. El cuerpo de la docente Sandra Palomo estaba boca abajo.

Intervino en el cruento hecho la Fiscalía Penal de Graves Atentados contra las Personas 2, a cargo de María Luján Sodero Calvet, desde donde dispusieron que el cadáver sea trasladado hasta el Servicio de Tanatología Forense del Cuerpo de Investigaciones Fiscales, allí le practicaron la autopsia y debían determinar entre otras circunstancias cuál fue la mecánica del deceso. Por lo general una autopsia dura entre dos y tres horas, la que le realizaron a Palomo se extendió durante cinco horas.

Si bien Sodero, quien estuvo trabajando en el lugar, no confirmó que la mujer haya sido identificada en forma fehaciente, los indicios recogidos hasta el momento hacen presumir que pudo ser víctima de la comisión de un delito. Trabajan en el esclarecimiento del hecho personal del Cuerpo de Investigaciones Fiscales y efectivos de la División Homicidios, informaron desde el Ministerio Público.