Rosario: Ángela perdió a su esposo hace 9 meses y lograron engañarla con el argumento de que se venía el corralito.

 

“¿Por qué me decís abuela?”, le preguntó Ángela a su nieta sorprendida mientras hablaban por teléfono este lunes. La duda de la anciana por la tarde resultó ser el anticipo de un robo millonario en una casa del macrocentro rosarino.

La mujer de 71 años reconoció que le llamaba la atención el apodo con el que la mencionaba la muchacha, quien generalmente le dice “nona”. Como la estafadora tenía una voz muy parecida, logró disuadirla y le respondió: “Es que estoy con una señora acá al lado”. Así salió del paso, empezó a explicarle que “se venía el corralito” y le preguntó dónde tenía guardados sus ahorros.

Fuentes consultadas por Canal 3 informaron que el botín asciende a un total aproximado de 3 millones de pesos. El dinero se lo llevó un hombre que se llegó en un Fiat y se presentó ante la víctima con el nombre que le habían dado antes al teléfono. Así llegó hasta la cocina y tomó el efectivo guardado ante la mirada de la dueña de casa, quien perdió a su marido 9 meses atrás.

El yerno de Ángela confirmó que ya habían intentado engañar a su suegra e incluso exhibió pruebas del modus operandi de los delincuentes para prevenir nuevos casos. “Mientras le hablaba, le hacía escribir números de cuentas y fechas para tenerla entretenida”, detalló Gabriel sobre la persona que se hizo pasar por su hija.