Fue en el marco de un emotivo acto que encabezó la intendente Daniela Qüesta y que contó con la presencia de toda la comunidad educativa de la institución.

“Nos sentimos felices porque estamos construyendo futuro; porque en las épocas difíciles y cuando la economía nacional nos condiciona, seguimos creyendo que la cultura y la educación son bienes y servicios esenciales que debemos sostener”, afirmó la intendente durante la ceremonia.

La celebración contó con la asistencia del diputado Fabián Palo Oliver; los secretarios de Gobierno, Norberto Lavatiatta; de Salud, Natalia Angulo; de Obras y Servicios Públicos, Sergio Trevisani; la directora del Jardín Municipal, Patricia Módena; y la responsable a cargo del anexo, Nancy Talón; entre otras autoridades y funcionarios.

En ese contexto, Qüesta sostuvo que “la propuesta del establecimiento es trabajar en la educación desde la primera infancia a partir del juego y la recreación, en la trasmisión de hábitos y la construcción esencial de la personalidad de cada uno de los niños y niñas”.

La intendente recordó que “hace 12 años, este equipo de gobierno decidió que esta manzana debía preservarse para fortalecer la presencia del Estado en la zona de las Adelinas. Hoy tenemos un centro de salud, una subcomisaría y un terreno para que la vecinal construya su sede propia. Todavía reservamos un espacio para el sueño que tenemos, que es la construcción de un escuela”.

Más adelante, la mandataria agradeció a los padres de los alumnos por la confianza depositada en la educación municipal y los invitó “a seguir trabajando en conjunto, aportando ideas e inquietudes, para potenciar el jardín desde un vínculo de cercanía, amor y calidez”.

Junto a padres y docentes, el acto incluyó la participación de los alumnos egresados de la primera promoción, además de la actuación de los alumnos de ambos turnos. Por su parte, el cierre fue a pura diversión con el show del payaso Califleto.

La institución

Inaugurado por el Municipio en 2018, el establecimiento fue pensado para apuntalar el desarrollo de los chicos desde la primera infancia, igualar oportunidades y seguir ofreciendo a los vecinos el acceso a una educación gratuita de calidad.

El Jardín se encuentra ubicado en la intersección de las calles Chapeaurouge y Córdoba y cuenta con una matrícula de 78 alumnos, divididos en 4 salas de 2 y 3 años.

Al respecto, cabe destacar que es la única institución de financiamiento público de la ciudad que cuenta con sala para niños de 2 años.