El primer ministro británico enfrenta un desafío de la oposición y los rebeldes de su propio Partido Conservador contra un “brexit” sin acuerdo, que podría desembocar en unas inminentes legislativas anticipadas.


El primer ministro británico, el conservador Boris Johnson, perdió este martes (03.09.2019) la mayoría parlamentaria en la Cámara de los Comunes al pasarse un diputado “tory” al Partido Liberal Demócrata.

Philip Lee, diputado desde 2010, anunció en un comunicado el cambio de formación al estar en desacuerdo con la postura del Gobierno, que está “buscando de forma agresiva un ‘brexit’ dañino”, afirmó. Johnson contaba hasta ahora con una mayoría escasa de un solo diputado, sumando a sus socios del Partido Democrático Unionista de Irlanda del Norte (DUP).

Los legisladores volvieron al trabajo por la tarde tras las vacaciones estivales, en una jornada que podría ser crucial para el convulso proceso del Brexit: entre 10 y 20 rebeldes conservadores podrían votar con la oposición para impedir una salida brutal de la Unión Europea (UE) el 31 de octubre.

Diputados conservadores rebeldes y de la oposición han solicitado al presidente de la Cámara de los Comunes, John Bercow, que acepte hoy la celebración de un debate extraordinario y dé luz verde a una votación al término de la sesión, un mecanismo inusual cuando no se trata de una iniciativa del Gobierno.

Si Bercow admite la propuesta, como se espera, se votará esta noche (alrededor de las 21.00 GMT) una moción con la que los diputados tendrían vía libre para comenzar a tramitar la legislación contra un “brexit” duro.

Fuentes de Downing Street, despacho oficial de Johnson, han filtrado a la prensa que el primer ministro está dispuesto a intentar convocar unas elecciones anticipadas el 14 de octubre si los diputados vetan la posibilidad de un “brexit” duro.