Un milagroso accidente que no generó heridas graves en las involucradas tuvo lugar este miércoles en horas del mediodía en San Lorenzo.

Todo aconteció en el paso a nivel de calle Mitre, en la zona norte de la localidad, donde el tren embistió a un automóvil particular en el que se movían madre e hijo.

El Chevrolet Astra fue arrastrado por la formación ferroviaria unos 200 metros hasta que la misma pudo detener su marcha. Afortunadamente los ocupantes del vehículo pudieron ser rescatados en buenas condiciones.

Se trata de una joven madre de 32 años y su hijo de 7 que fueron socorridos por los Bomberos Voluntarios y Zapadores de San Lorenzo.

Por suerte el chico no sufrió lesión alguna y la conductora fue trasladada al hospital Granaderos a Caballo con lesiones leves.