Con el contundente 87-67 sobre la Vinotinto la Selección sumó su cuarto triunfo en fila, el primero en la segunda ronda, y ya se metió entre los ocho mejores del Mundial. El domingo se mide ante Polonia para definir al líder del Grupo I.