El joven manejaba un Honda Civic que fue revisado por la Policía en la tarde de este viernes en Campbell y Juan B. Justo. El hombre que iba como acompañante llevaba una pistola calibre 9 milímetros y hace menos de cuatro meses fue condenado por balear y golpear a un automovilista.

 

Un joven de 21 años y un hombre de 37 años fueron arrestados este viernes en Campbell y Juan B. Justo, cuando se desplazaban en un Honda Civic con una pistola calibre 9 milímetros. Uno de los demorados es hijo del referente del Sindicato de Recolectores, Marcelo “Pipi” Andrada.

Según informaron fuentes policiales, el hijo del sindicalista manejaba un Honda Civic en la tarde del viernes, cuando la Policía le pidió que detuviera el rodado. Al realizar el control de identificación detectaron que el hombre que iba como acompañante llevaba una pistola calibre 9 milímetros.

El conductor es G. Andrada, hijo del referente del Sindicato de Recolectores. Quedó demorado en la comisaría 12ª. Del vehículo se secuestraron tarjetas de débito, crédito, cheques por el valor de 19.800 pesos y 506 pesos en efectivo.


El otro arrestado, que llevaba el arma de fuego, es Sandro José Maidana, de 37 años, quien pertenece al sindicato de recolectores de residuos. El pasado 22 de mayo fue condenado a dos años y seis meses de ejecución condicional por haber baleado y golpeado –junto a otro hombre– a un muchacho que luego sufrió la amputación de una pierna por las lesiones. Ese hecho ocurrió el 15 de julio de 2017 en Provincias Unidas y 27 de Febrero. La pena fue acordada a través de un procedimiento abreviado que homologó el juez penal de primera instancia José Luis Suárez.

Por esa causa allanaron el domicilio de Marcelo “Pipi” Andrada, quien no fue imputado en la investigación y se puso a disposición de la justicia a través de su abogado.