Debido a las condiciones meteorológicas reinantes en toda la provincia, las calzadas se presentan húmedas y resbaladizas y las banquinas inestables. Desde la APSV recomiendan reducir la velocidad y aumentar la distancia de seguridad.
El denominador común este lunes en materia de tránsito está relacionado a las condiciones del tiempor. Se registran lluvias a lo largo y ancho de toda la provincia, por lo que hay que extremar las medidas de precaución.

Además es importante destacar que a primera hora de este lunes se registra un corte total de tránsito en la RP10, debido a un siniestro vial entre 2 camiones. Se trata de un choque frontal en lo que se conoce como el Camino de la Cremería, como consecuencia del hecho, uno de ellos derramó cereal sobre la calzada.

Importantes demoras en la Avenida de la Constitución Nacional a la altura del Museo y parque de la Constitución por el despiste de un vehículo. El siniestro vial se produjo entre Av Mar Argentino y Circunvalación, frente al Museo de la Constitución. Un vehículo perdió el control y obstruye la calzada en la mano hacia el centro. Circular con precaución

️El tránsito que se dirige hacia Puerto Gral San Martin, es desviado por RNA012 hacia la Autopista Rosario-Santa Fe.

Es oportuno en el final de este informe reiterar las recomendaciones de la APSV para la conducción en presencia de lluvia:

En estos casos, el conductor con su conducta proactiva, es el responsable de minimizar los riesgos que supone circular ante este fenómeno climático. Por ello, es importante recordar las siguientes recomendaciones al momento de llevar a cabo la conducción en días de lluvia:

>> Si es posible, evite viajar en estas circunstancias y retrace la salida.

>> Reduzca la velocidad.

>> Mejore la visualización de su automóvil para que otros conductores lo vean.

>> Todos los pasajeros deben llevar los cinturones de seguridad abrochados.

>> Los niños deben viajar en los asientos traseros con los sistemas de retención adecuados a cada edad.

>> No estacione sobre la banquina, sino sólo en zonas seguras donde la detención no implique un riesgo mayor.

>> Mantenga el parabrisas limpio permanentemente.

>> Lleve siempre encendidas las luces bajas.

Cuando se acumula agua en la calzada se produce un fenómeno físico muy frecuente en la conducción que se denomina “acuaplaneo” y se presenta cuando un vehículo ingresa a alta velocidad a un charco de agua, provocando la separación entre la cubierta y el pavimento. En esas condiciones, la misma pierde contacto con el asfalto produciendo una gran inestabilidad del vehículo.

La única forma de evitar el acuaplaneo es reducir la velocidad de circulación lo necesario para que las ruedas puedan cortar la película de agua que se tiene que atravesar y no pierdan el contacto con el asfalto, y de esa manera mantener el control sobre el vehículo.

Si este efecto sorprende al conductor, ya dentro del charco de agua, por ningún motivo se deben ejecutar maniobras bruscas, sino que se recomienda desacelerar sin aplicar los frenos bruscamente y esperar a que el vehículo pierda velocidad y recupere el control.