El asteroide fue definido por la NASA como el séptimo más peligroso que se conoce.


Un asteroide de unos 50 metros de diámetro fue identificado hace algunos meses por la NASA y se alertó de que tenía dirección a la Tierra, sin embargo los últimos datos del Observatorio Austral Europeo en Chile no encontraron al objeto en la región del cielo donde debería estar para impactar con la Tierra.

La agencia espacial estadounidense definió el meteorito como el séptimo más peligroso que se conoce, con un tamaño similar al de un camión.

“Afortunadamente, el asteroide no estaba en una zona problemática que señalase una clara dirección contra la Tierra”, informó el Observatorio Austral Europeo en un comunicado, luego de los estudios. En un primer momento, se esperaba que el asteroide ingresará en nuestra atmósfera este lunes.

Los especialista manifestaron que no apareció en las imágenes por lo que su trayectoria sigue siendo incierta, por lo que no puede descartarse una colisión en una futura aproximación a la Tierra. “La siguiente se producirá el 8 de septiembre de 2023. Sin embargo, el 2006QV89 ha caído al puesto 156 en la Lista de Riesgo de Objetos Cercanos a la Tierra de la ESA, de la que actualmente forman parte 866 astros”, agregaron.