La región tiene depósitos de petróleo y bosques; además, ofrece uno de los mayores atajos marítimos entre Europa y Asia, El cambio climático, unido a los avances tecnológicos, ha facilitado el acceso a esa región.

 

 

El gobierno canadiense presentó este martes un plan estratégico de 10 años para la región ártica del país, que incluye un refuerzo de la presencia militar en esa zona de abundantes recursos naturales.

La región tiene depósitos de petróleo y bosques, en tanto ofrece uno de los mayores atajos marítimos entre Europa y Asia a través del paso del Noroeste, en el archipiélago Ártico Canadiense.

“Canadá sigue comprometida a ejercer su soberanía” sobre ese paso que otros países, incluido Estados Unidos, consideran como aguas internacionales, indica un documento del gobierno.

“Hay un creciente interés internacional y una mayor rivalidad en el Ártico canadiense por parte de actores estatales y no estatales que intentan beneficiarse de los numerosos recursos naturales de la región y de su postura estratégica”, añade el texto.

“El cambio climático, unido a los avances tecnológicos, ha facilitado el acceso a esa región”, agrega.

Ante esa situación, uno de los mayores objetivos del plan es “aumentar la presencia militar en el Ártico y en el norte”, según el gobierno.

El documento afirma que en 2017 se registró un incremento del 22% en el tráfico marítimo por el Ártico canadiense respecto al año anterior, cuando el primer crucero moderno extranjero atravesó el paso del Noroeste con 1.000 pasajeros a bordo.

Canadá celebrará sus elecciones nacionales el 21 de octubre. El Partido Liberal del primer ministro Justin Trudeau encabeza los sondeos con un 38% de intención de voto, por delante del Partido Conservador (34%).