Colón volvió a la victoria en la Superliga, que es donde más necesita ganar para engrosar su promedio. Y lo hizo venciendo a un grande, San Lorenzo, que además llegaba como puntero del campeonato. Fue 2 a 1 en el Cementerio de los Elefantes con goles de el “Pulga” Rodríguez y Wilson Morelo.


Además de la cuestión numérica, no es menor el dato que el rojinegro jugó uno de los mejores partidos de la Era Lavallén, que hasta hace un par de semanas se lo consideraba casi despedido, no solo por los malos resultados sino por el juego.

Sin embargo, de a poco algunos resultados comenzaron a darse y, este sábado, también apareció lo futbolístico, acompañado de una enorme actitud de los jugadores.

De entrada avisó Colón cuando a los 2’ Zuqui sacó un violento disparo desde la derecha que salió muy cerca.

El primer tiempo fue parejo y muy disputado, con dos equipos que se dieron bastante duro y que debió terminar con algún amonestado más de los que hubo.

En el marco de esa paridad, recién a los 24’ llegó San Lorenzo con un tiro de Menossi desde fuera del área, un violento disparo que salió pegado al palo.

Hasta que llegando a la media hora de partido el Sabalero logró ponerse en ventaja. Iban 29’ cuando Aliendro jugó un lateral rápido para el “pulga” Rodríguez, que recibió dentro del área y “fabricó” un penal (la pelota dio en la mano de Poblete) que él mismo ejecutó para poner el 1 a 0.

Ya en el complemento, otra vez Colón avisó de entrada, a los 2’, cuando llegó un centro al corazón del área de San Lorenzo y Aliendro de “palomita” cabeceó débilmente y el arquero no tuvo problemas en quedarse con la pelota.

Pero un minuto después el visitante alcanzó el empate: Belluschi metió una gran habilitación para Ángel Romero, que le pegó fuerte al primer palo y el balón se escurrió por debajo de Burián, que no pudo contenerlo.

A los 13’ volvió a avisar Colón cuando tras un centro cruzado apareció por el segundo palo el “Pulga”, que le dio a la pelota como venía y el balón salió por arriba.

El encuentro mantuvo el ritmo del primer tiempo, era de ida y vuelta aunque sin muchas chances claras frente a los arcos, friccionado y peleado, con las revoluciones muy altas, lo que le terminó costando la expulsión al DT sabalero cerca de la media hora.

Hasta que a los 32’ el rojinegro volvió a ponerse en ventaja: el “Pulga” desde un tiro libre metió un centro que fue más un pase para Morelo, y este aprovechó que la defensa de San Lorenzo estaba “durmiendo la siesta”, quedó mano a mano con el arquero y definió con un toque para poner el 2 a 1.

Después del gol Colón se rearmó para aguantar hasta el final, mientras que San Lorenzo se fue con todo al ataque para tratar de volver a empardar el score, y en más de una oportunidad lo tuvo al rojinegro contra las cuerdas. La más clara de todas fue a los 45’ (hubo seis minutos de alargue) cuando llegó un centro al segundo palo y Bareiro apareció solo, pero cabeceó desviado perdiéndose un gol de manera increíble.

El pitazo del final desató la fiesta en el Brigadier López, porque a pesar del buen momento en las copas, el hincha tiene bien claro que hay que sumar para el promedio en la Superliga, y los tres puntos conseguidos hoy son muy valiosos, tanto como el juego y la actitud que mostró el equipo.