Su cuerpo estaba enterrado en la casa de un vecino. Por el crimen detuvieron al tío de la víctima.
Navila Garay, la adolescente de 15 años que estaba desaparecida desde el martes pasado en la ciudad bonaerense de Chascomús, apareció muerta este domingo cuando efectivos de la Polícía Bonaerense hallaron su cuerpo enterrado en la casa de un vecino.

Consumado el hallazgo, las autoridades procedieron a la detención de Néstor Garay, el tío de la víctima.

En este sentido, fuentes cercanas al caso detallaron en diálogo con TN que este domingo por la tarde el dueño de una casa de fin de semana, ubicada en la calle Mercedes al 700, advirtió a los oficiales que Néstor Garay se había acercado a su propiedad y le había pedido permiso para “enterrar a un perro” en su jardín. En su declaración, aclaró que esta escena se produjo al día siguiente de la desaparición de la adolescente.

Del 10 de septiembre databa la última información sobre Navila, ya que un remis la había dejado en la casa de un hombre de 51 años. Dévora Garay, la madre, había sostenido que no conocía a esa persona ni cómo se había contactado con su hija.

A pesar de que cuando registraron este domicilio no encontraron a la joven, la policía identificó a este sospechoso e inició una serie de allanamientos hasta llegar a la quinta del vecino denunciante. Al enterarse de la versión del entierro del perro, los peritos científicos excavaron el jardín y, a las pocas horas, dieron con el cuerpo de Navila.