Emocionada, la protagonista de diversas novelas y films anunció que el director la convocó para actuar en Rikin’s festival.

En estos últimos años, el nombre de Woody Allen se puso en el centro de la escena y no únicamente por los tan esperados estrenos de sus reconocidas películas. El movimiento #MeToo lo señaló luego de que su hija, Dylan Farrow, contara que Allen abusó de ella cuando era chica. Y aunque el director negó la acusación de la joven, su reputación personal, claramente, está constantemente en discusión.

Más allá de la polémica y de la tensa relación de los colectivos feministas con Allen, una actriz argentina aceptó trabajar con él. Al poco tiempo de haberse instalado en España para proyectar su carrera actoral en el exterior, Luz Cipriota se acercó a un casting con la intención de ganarse su lugar en el nuevo film de Woody: Rikin’s festival. Y tras competir con varias actrices, a la joven argentina le dieron el papel que tanto añoraba.

“Aunque es una participación muy pequeña, sentí que estaba cumpliendo un sueño”, le contó Luz a la revista Gente sobre su papel en el film. Además de contar que está muy emocionada por el rodaje en San Sebastián, la actriz agregó que ni bien llegó a Madrid se enamoró de la ciudad. Y aunque extraña muchísimo a su familia, por ahora, continuará creciendo profesionalmente en el exterior. “Siempre vale la pena arriesgarse”, dijo.