Un niño, de cuatro años, se cayó en un pozo, de más de cinco metros de profundidad, durante la noche de este domingo en un terreno situado en la localidad cordobesa de Villa Huidobro: a poco más de 200 km. de Santa Rosa.

Según fuentes policiales de Villa Huidobro consultadas por LA ARENA, el hecho ocurrió alrededor de las 20 en un predio de una obra en construcción situado en la esquina de las calles Carlos Gardel y Peluffo.

En ese momento, y siempre de acuerdo con la Policía, el niño jugaba con sus amigos hasta que, en un descuido, se cayó en un pozo de más de cinco metros lo que causó la desesperación de los otros chicos que, de manera inmediata, salieron a pedir ayuda.

«Los niños fueron a pedirle ayuda a los padres, el nene dentro del pozo lloraba, fue una situación difícil», expresaron los voceros.

DESESPERACION

Los papás del chico alertaron a los efectivos policiales que, a su vez, avisaron a los bomberos del cuartel local.

El procedimiento de rescate comenzó enseguida. Uno de los bomberos «estabilizó» al niño que permanecía en el pozo «con el objetivo que no se moviera».

Luego, con los elementos necesarios, y con una escalera, los bomberos y los policías, en un trabajo conjunto, lograron sacar al menor sano y salvo.

HOSPITALIZADO

Los uniformados trasladaron al niño al hospital local donde fue atendido por el médico de turno que dispuso su internación, en el área de Observación, como así también efectuó una serie de placas para determinar posibles lesiones.

«El niño no tuvo ningún tipo de problema, quedó en Observación, por precaución, pero está bien, y se estima que será dado de alta en las próximas horas», completaron desde la sede local de Policía.