El fuego se extendió por un área de 30 metros cuadrados y dejó a un empleado en cuidados intensivos.

 

Un importante centro de estudios de virología y biotecnología de Rusia sufrió una explosión y un incendio este lunes, que dejó al menos un herido en el lugar.

Los reportes encendieron las alarmas al tratarse de una de las dos instalaciones del mundo que alberga una muestra de viruela, peligrosa enfermedad contagiosa que se erradicó hace 40 años.

El hecho ocurrió en el Centro Estatal de Investigación de Virología y Tecnología (Vector, por sus siglas en ruso), ubicado en la localidad de Koltsovo, cerca de la ciudad siberiana de Novosibirsk.

Según explicaron las autoridades de Vector, se trató de una explosión de gas en el quinto piso (de seis plantas que tiene el laboratorio). El comunicado destacó que la estructura es de concreto y no sufrió daños de consideración, aunque la prensa local reportó explosiones de algunas ventanas.

“No se realizaba trabajos con material biológico”, aclaró el centro, y detalló que no había sustancias de riesgo en el área de 30 metros cuadrados por el que se extendió el fuego.

El empleado herido sufrió quemaduras de tercer grado y permanece en cuidados intensivos. Pero los directivos subrayaron que no hay ninguna amenaza para la población.

En el 2004, la institución rusa lamentó la muerte de una investigadora que accidentalmente se pinchó con una aguja que tenía el virus del ébola.

Aparte de Vector, solo otro centro posee una muestra de viruela: los laboratorios del Centros para el Control y Prevención de Enfermedades de EEUU, ubicados en Atlanta.

La enfermedad no tiene cura y la única forma de prevención es la inmunización, por lo que la exitosa lucha contra este virus es uno de los grandes argumentos contra los críticos de las vacunas.

Según medios rusos, unas 13 dotaciones y 38 bomberos en total combatían el incendio en el lugar donde medios como Daily Mail aseguran que también se manipulan estudio de HIV.