La Concejala Marcela Aeberhard solicitó que se incluya en el Programa Escuelas de Trabajo la formación en robótica y programación.
El objetivo es que la ciudad cuente con una capacitación modelo con acceso a tecnologías de primer nivel y última generación en robótica, 3D y desarrollo de aplicaciones orientada a jóvenes de 15 años en adelante.

Como ejemplo podemos señalar el caso de Misiones como la primera escuela del país abriendo sus puertas en el 2017 y contando con la colaboración privada de HP argentina, este año contó con mas de 520 inscriptos y ya en su corta vida han ganado varios premios, siendo el último la “Copa Robótica 2019” donde compitieron entre todas las provincias y viajarán a Dubai a representar al país.

Esta iniciativa surgió luego de reunirnos junto con el Dip. Leandro Busatto con directivos, profesores y alumnos de la Escuela Nro 601 “Leandro N. Alem”, donde dan la materia de informática orientada a la robótica y nos plasmaron la necesidad de contar con un espacio apto para trabajar, abierto a todos los alumnos de otras escuelas y niveles educativos, integrador con las demás materias como matemáticas, ciencia y física.

“Las necesidades de la sociedad actual reclaman una formación en competencias mas amplias, en habilidades sociales y en competencias emocionales” El buen uso de la tecnología y adaptarnos mas rápidamente nos ofrece mejores e iguales posibilidades de acceso a una formación de calidad para todos, independientemente de su género, ubicación geográfica, origen socio económico o dificultades, ya sean físicas o de aprendizaje.

El presente Proyecto pretende incorporar en el Programa de Escuela de Trabajo la modalidad de Robótica y Programación en sus 8 edificios, dotando a los interesados las herramientas para que puedan lograr su desarrollo de forma autónoma a través de las tecnologías de la información y la comunicación (TIC). Es menester señalar que el programa Escuelas de Trabajo desde el 2017 a la fecha cuenta con un presupuesto de casi $ 53 millones y han participado 6223 jóvenes de hasta 25 años.

La iniciativa también proponer ampliar el margen de edad de los beneficiarios del programa a partir de los 15 años en adelante por considerar que dichos elementos deben ser necesarios para desarrollar desde una temprana edad. “Entendemos que es posible pensar en un nuevo rol de la enseñanza que trascienda de un acto de conocimiento, formando ciudadanos que sean capaces de clasificar y discernir, para proponer los cambios que la sociedad necesita”, concluyó Aeberhard.