Muchos asocian el término “contrabando” con drogas o armas. Mientras tanto, otro negocio en Europa está experimentando un verdadero auge: el comercio ilegal de perros. Y las ganancias son comparables.


“No te olvides de preguntar de dónde vienen”. Estas son las últimas instrucciones de Stefan a su amiga Claudia (el nombre fue cambiado) antes de que los dos pusieran una trampa a los presuntos comerciantes ilegales de perros en una calle de Berlín. La policía ya está informada. Claudia, que ya ha hecho de señuelo en varias ocasiones para el activista por los derechos de los animales Stefan Klippstein, se ha registrado como compradora interesada. De inmediato, se encuentra con los traficantes que tienen la intención de vender un pequeño perro maltés en el distrito berlinés de Wedding.

“Cuando haga la señal acordada, vengan pronto, ¿ok?”, le dice Claudia a la policía. La policía y Stefan miran la escena desde varios escondites. Tres personas supuestamente de Serbia salen de un automóvil negro de lujo. Cobran 500 euros por un cachorro visiblemente enfermo. No saben si está vacunado. Después de más preguntas, Claudia toma al perro en sus brazos. El nerviosismo se vuelve insoportable. Ella hace la señal. La policía actúa. Los traficantes son arrestados.

Diariamente Stefan Klippstein busca anuncios dudosos en Internet y alerta a la policía. También reconoció de inmediato el caso sospechoso en Berlín.

Este caso es solo una pequeña muestra de lo que sucede en la escena de los comerciantes ilegales de perros en Alemania y Europa. Millones de perros enfermos, no vacunados, con papeles falsos o sin papeles son transportados ilegalmente por Europa cada año. Los compradores son engañados continuamente, los animales a menudo mueren después de la venta.

Los comerciantes ilegales ganan sumas inimaginables de dinero. Los activistas por los derechos de los animales y algunos políticos advierten que las ganancias de los traficantes ilegales de perros son comparables a las de los traficantes de drogas.

Renate Sommer (CDU), ex diputada al Parlamento Europeo, confirmó esta información y habló en una entrevista con DW sobre “crimen organizado”, que debe detenerse a nivel europeo. Según un estudio de la Comisión Europea, cada año se transportan ilegalmente alrededor de 550.000 perros a través de las fronteras de Europa. Estos son solo los números oficiales.

Comercio online

De acuerdo con la organización de bienestar animal “EU Dog & Cat Alliance”, hay aproximadamente 400.000 anuncios relacionados con perros en docenas de plataformas en línea en toda Europa en un día determinado.

Según la Asociación Alemana Protectora de Animales, la mayoría de los perros importados ilegalmente provienen de Rumania, seguido de Hungría, Serbia y Bulgaria. Las ventas se desarrollan principalmente a través de internet.

¿Cómo funciona la mafia de los perros?

En el sureste de Europa, muchos perros callejeros son capturados y llevados a refugios estatales donde, después de un cierto tiempo, la ley les permite matarlos si nadie los recoge. Algunas organizaciones privadas locales e internacionales protectoras de animales cuidan de estos perros. Pero Lea Schmitz, de la Asociación Alemana Protectora de Animales, confirma: “A menudo se gana dinero con estos perros bajo el pretexto del bienestar animal”.

Stefan Klippstein conoce esta situación: “Se dice que se rescata a los perros de la calle, luego se llevan de 60 a 70 animales de forma gratuita de los refugios y se entregan a través de Facebook a nuevos propietarios por una tarifa. Se han especializado en llevar estos animales a granel desde Europa del Este a Alemania “.

Además de los perros de pedigrí, que son criados en condiciones adversas por criadores ilegales en el sureste de Europa y vendidos por un precio múltiple en Europa occidental, se ha desarrollado otro grotesco negocio.

En principio, una idea noble, solo que a esas personas no les interesa el bienestar de los animales, sino simplemente el dinero. Así, hay supuestos activistas de los derechos de los animales, por ejemplo de Alemania, que trabajan junto con mediadores en Europa del Este. Los perros están parcialmente vacunados y se exportan con papeles falsos ayudados por veterinarios corruptos que emiten documentación falsa.

Dogs Trust, una conocida organización de bienestar animal en el Reino Unido, ha podido mostrar cuán fácil fue para los traficantes en Rumania obtener documentos falsos de veterinarios.

¿Un final a la vista?

“Es frustrante para mí”, dice Klippstein, “que el comercio en Internet todavía no esté prohibido”. Tampoco está a la vista tal prohibición, aunque el comercio ilegal de perros se ha convertido en un fenómeno generalizado. En Alemania, la policía solo reacciona a los anuncios, como en el caso del maltés en Berlín. Además, semanalmente, se descubren transportes ilegales de perros en la carretera, a menudo por accidente.

A diferencia de Austria y Suiza, donde el comercio de perros en Internet ha sido prohibido por ley en los últimos años, no existen medidas específicas en Alemania o a nivel paneuropeo para detener el contrabando de perros. Y así se ganan millones de euros cada mes, mediante el contrabando de perros del este de Europa. Durante la investigación de DW, la policía bávara volvió a confiscar un transporte de perros desde Rumania.