El consulado argentino en Miami le transmitió a los organizadores del evento “la preocupación del Gobierno argentino por esta situación”.

El estadio de los Florida Panthers, un equipo estadounidense que integra la liga profesional de hockey sobre hielo, albergó el pasado 7 de septiembre un duelo sin precedentes: Argentina vs las Islas Malvinas. El encuentro se produjo en el marco de la Latam Cup 2019, organizada por la empresa privada Amerigol Miami International Hockey Association, que reunió a 21 selecciones y equipos, entre estos, uno compuesto por habitantes del archipiélago.

El partido, que fue protagonizado por los jugadores de las categorías juveniles, generó un verdadero revuelo diplomático y provocó el malestar de las autoridades del gobierno argentino. La Cancillería, a través del consulado en Miami, expresó su rechazo a la decisión de incluir a un equipo integrado por habitantes de las islas que Gran Bretaña ocupó en 1833 y que desde entonces son motivo de disputa entre ambas naciones. De hecho, en 1982, la Argentina intentó recuperar estos territorios a través de un conflicto bélico.

El torneo se disputó entre el 6 y 9 de septiembre y albergó a 21 selecciones y equipos. El conjunto que representó a los isleños llevó el nombre “Stanley”, como denomina Gran Bretaña a Puerto Argentino.

Según explicó el presidente de Amerigol Miami, Juan Carlos Otero, los jugadores de “Stanley” llegaron al torneo por intermedio de Chile. “Cada país tiene dos asociaciones y como no podían conseguir jugadores se contactaron con ellos (por los isleños), que suelen jugar torneos en Punta Arenas. Finalmente Chile logró tener su propio equipo y los jugadores de Malvinas me pidieron participar. Mi objetivo es fortalecer el hockey en todo el continente y dije que sí”, explicó en diálogo con el diario El País de España.

Tras tomar conocimiento de esta situación, el Ministerio de Relaciones Exteriores de la Argentina instruyó al cónsul Leandro Fernández Suárez para que realice gestiones ante los organizadores del torneo, “a fin de hacer presente el rechazo y la preocupación del Gobierno por esta situación”. Y agregó: “Resultaría funcional a la finalidad de presentar a las Islas Malvinas como si se trataran de una entidad diferenciada de nuestro país”.

Según destacaron desde la Asociación Argentina de Hockey sobre Hielo y en línea (AAHHL), la delegación que iba a participar del certamen se enteró 30 días antes de la presencia de un equipo compuesto por habitantes de las Islas Malvinas. “Ya había comprado los pasajes y llevábamos un año de entrenamiento”, señaló el presidente de la entidad, Héctor Iannicelli.

“En el torneo sub 16 pusimos como exigencia que el equipo de ellos no se llamara Malvinas ni que se cantaran himnos, ni que hubiera banderas, ni que las camisetas tuvieran algunas de esas referencias”, sostuvo Iannicelli.