Los trabajadores que se desempeñan en el SAMCo Dr. Daniel Alonso, fueron víctimas de nuevos hechos de violencia.
En esta oportunidad, el familiar de un paciente fallecido, irrumpió en el centro de salud exigiendo la firma de un certificado y ante la respuesta de los profesionales de salud, reaccionó escupiendo a la médica, luego tiró comida al piso y rompió los vidrios de un golpe.

Ante esta situación de violencia, desde UPCN solicitan a las autoridades que se tomen las medidas de seguridad pertinentes, a los fines de evitar otros episodios de disturbios, llevando tranquilidad a los empleadoss que trabajan en dicho efector de salud y a la comunidad en general.