Uno de los sectores responde a Agustín Medina, hijo del sindicalista preso. La Policía intervino y hubo balas de goma y gases lacrimógenos.

 

La destilería de YPF en Ensenada vuelve a ser testigo de un enfrentamiento a los tiros entre dos facciones de la UOCRA que se disputan los puestos de trabajo en la construcción de la planta AESA. El choque entre los trabajadores provocó la intervención policial y se registraron corridas, balas de goma y gases lacrimógenos.

El enfrentamiento comenzó poco después de las 7, cuando trabajadores de una constructora contratada por la petrolera intentaban ingresar a la planta. El grupo que responde a Agustín Medina, hijo del sindicalista preso, acusa a la conducción interventora del gremio de impedir el acceso de 30 afiliados de la región que fueron echados de sus puestos.

Para evitar un nuevo choque, como el ocurrido en agosto, la Policía había dispuesto un operativo de seguridad en las inmediaciones de la puerta 4 de la planta de YPF. Según publicó el diario El Día de La Plata, hubo heridos que fueron trasladados hasta el Hospital Rossi.