Un suicida hizo explotar las bombas que portaba en el camión que conducía junto a un hospital de la ciudad de Qalat, capital de la provincia de Zabul.

Al menos 15 personas murieron y 70 resultaron heridas este jueves, la mayoría personal sanitario y pacientes, en un ataque suicida con un camión cargado de explosivos en un hospital en el sur de Afganistán, informó a Efe una fuente oficial.

El atentado ocurrió en torno a las 6.00 de la mañana hora local (1.30 GMT), cuando el suicida hizo explotar las bombas que portaba en el camión junto a un hospital en la ciudad de Qalat, capital de la provincia de Zabul, dijo el portavoz del gobernador de la región, Gul Islam Seyal.

La fuente indicó que “la fuerte explosión” destruyó parte del hospital y varias casas de los alrededores.

Fuerzas de seguridad y civiles trabajan a la par para rescatar heridos entre los escombros del hospital que fue centro de un ataque terrorista en la ciudad de Qalat, provincia de Zabul, en Afganistán. /AP Photo/Ahmad Wali Sarhadi/

“La mayoría de las víctimas son trabajadores sanitarios, pacientes y civiles de las casas cercanas”, afirmó Seyal, que indicó que el número de víctimas podría subir en las próximas horas ya que aún se está realizando el recuento de los afectados por la explosión.

Los heridos han sido evacuados a otros hospitales de Qalat y a la vecina ciudad de Kandahar.

Un portavoz de los talibanes, Zabihullah Mujahid, reivindicó la autoría del atentado y afirmó que estaba dirigido contra un edificio de la Dirección Nacional de Seguridad (NDS, por sus siglas en inglés).

“Edificio de NDS en la ciudad de Qalat de la provincia de Zabul atacado por un suicida esta mañana, con el resultado de la mayor parte del edificio destruido y docenas de operativos de inteligencia muertos o heridos”, afirmó Mujahid en su cuenta de Twitter.

Representantes de los talibanes y Estados Unidos mantuvieron durante el último año nueve rondas de negociaciones en Doha para tratar de buscar un camino a la paz tras 18 años de guerra, unas conversaciones que fueron suspendidas este mes por el presidente estadounidense, Donald Trump, tras un atentado insurgente en Kabul.