Con motivo de la muerte de las dos maestras Chubutenses que sufrieron un accidente tras volver de una protesta, una masiva movilización en la ciudad unió la Plaza 25 de Mayo con Plaza San Martín. “Tenían derecho a dar clases, tenían derecho a estar vivas”, fue la consigna.

“Tenían derecho a dar clases, tenían derecho a estar vivas”. Con esta consigna, el repudio por la muerte de las docentes de Chubut, María Cristina Aguilar y Jorgelina Ruiz, se hizo presente en Rosario con una masiva movilización que unió la plaza 25 de Mayo con la plaza San Martín. Además de referentes Amsafé Rosario, Coad y otros gremios docentes y organizaciones sociales y políticas, la marcha estuvo encabezada por Sergio Maldonado, hermano de Santiago, y Marta Montero, la mamá de Lucía Pérez.

La convocatoria fue a las 10 en la plaza 25 de Mayo y media hora después, miles de docentes, sindicatos y organizaciones sociales y políticas partieron rumbo a la plaza San Martín, donde se realizó un acto frente a Gobernación. Es la segunda movilización en lo que va del mes en solidaridad con los maestros de la provincia de Chubut. La anterior fue el 5 de septiembre pasado, después de que una patota del Sindicato de Petroleros Privados reprimiera violentamente a docentes que cortaban una ruta en reclamo de sus salarios.

La de este miércoles, fue para repudiar la muerte de María Cristina Aguilar y Jorgelina Ruiz, dos docentes de Comodoro Rivadavia que murieron en un siniestro vial cuando regresaban de una jornada de lucha en Rawson. El reclamo era el mismo y  los oradores ubicaron la responsabilidad en la misma persona: el gobernador de Chubut, Mariano Arcioni, a quien le exigieron la renuncia.

Los principales voceros en el acto fueron Gustavo Terés, delegado de Amsafé Rosario y secretario general de CTA Rosario; la secretaria general de Coad, Laura Ferrer Varela, y dos emblemas del reclamo de Justicia en la Argentina: Sergio, el hermano de Santiago Maldonado, y Marta Montero, la mamá de Lucía Pérez, víctima de femicidio.