El Concejo aprobó una resolución que impulsó la concejala Luciana Ceresola. El municipio deberá evaluar la factibilidad técnica y económica para la construcción de una bajada náutica pública y el equipamiento correspondiente, sobre la margen oeste de la laguna.

El cuerpo de concejales aprobó una resolución para estudiar la construcción de una bajada náutica pública en el margen oeste de la Laguna Setúbal.

“Con este proyecto buscamos favorecer a los vecinos amantes del río, que por motivos económicos muchas veces se ven privados de realizar la actividad. Es algo que solicitan tanto los vecinos como los turistas que vienen a pasar el día, sobre todo en esta época del año que es cuando se intensifica la actividad náutica. Muchas personas que tienen lancha para disfrutar del río, para pasear, no cuentan con los medios para hacerse socios de algunos de los clubes náuticos, o pagar una cuota o que cobran la bajada”, explicó la concejala. “Por eso estamos pidiendo la factibilidad de una bajada pública, que esté equipada, que sea segura; incluso con la posibilidad de establecer un cánon mínimo, para que sea ordenado”, dijo.

“Asimismo, cabe destacar el atractivo que genera para que los turistas que se acercan a la ciudad, junto con su embarcación, tengan la tranquilidad de contar con una bajada reglamentaria y segura”, indicó Ceresola