La ministra de Seguridad aseguró que se quedará en la Argentina ante un eventual triunfo del kirchnerismo en octubre.

 

La ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, una de las caras visibles en la lucha del Gobierno contra el narcotráfico y los barras, aseguró este lunes que no se irá del país ante un eventual triunfo del kirchnerismo en las elecciones de octubre.

“Nunca se me ocurriría irme del país. En primer lugar estoy en campaña y trabajando para ir al balotaje. Es una campaña intensa, con lo cual no estoy pensando en el día después. Segundo punto: pase lo que pase, yo del país no me voy. No me iría nunca. No estoy preocupada por mi seguridad”, aseguró la funcionaria en declaraciones a radio La Red.

Sobre la posibilidad de represalias por parte de las organizaciones a las que combatió, Bullrich dijo que no tiene miedo. “Que cuando uno está en el Ministerio de Seguridad se gana muchos enemigos, barras, narcos, no tengo la menor duda. Pero no es un tema que vaya a evaluar ahora”, indicó.

Con respecto a la posibilidad de conservar su custodia en caso de dejar el cargo público, Bullrich insistió: “Yo no voy a pedir nada al próximo Gobierno, lo veremos en su momento”. Eso sí, recordó que cuando Sergio Berni dejó de ser secretario de Seguridad en 2015, habló con ella para mantener la vigilancia ante las amenazas que recibía.

La ministra también habló de las marchas piqueteras que están previstas para este martes y enfatizó en su objetivo de mantener las vías liberadas: “Vamos a intentar garantizar que las vías nacionales, el aeropuerto de Ezeiza, la Panamericana, el Puente Pueyrredón, no se corten. Pero tenemos que ver el alcance, cómo se organiza y cuál es el objetivo. Porque también hemos dicho que hay mucha provocación”.

Por último, en coincidencia con el presidente Mauricio Macri, afirmó que las elecciones no sucedieron. “Sí sucedieron las PASO, que pueden ser o no un antecedente, pero nosotros no consideramos ni que estamos en transición ni que la elección ya sucedió”.