En medio de un domingo lleno de emociones por los festejos de cumpleaños del ciclista macielense Mauricio Ramón, el acto finalizó con una sorpresa. Un vecino del pueblo construyó y entregó una bicicleta a un pequeño del pueblo que sufre dificultades motrices.

Mateo Arguello cumplió sus 7 años el pasado 4 de septiembre. Desde nacimiento padece del diagnóstico Mielomeningocele o espina bífida, ya que no se termina de desarrollar el tubo neural y no tiene las últimas vértebras de su columna.

Esto afecta su sistema digestivo y motriz. Sin embargo y afortunadamente, no tiene dificultades cognitivas. “Tiene una válvula en su cabecita para evitar hidrocefalia. Es muy activo y le gusta hacer de todo”, contó su mamá Maria Eugenia a Info Más.

“Desde los 10 meses comenzó con estimulación temprana y matronatación. Fuimos buscando el mejor camino para recorrer. Siempre estimulándolo y buscando lo mejor para él. Lo que es bueno creemos es que el no siente limitaciones. En su silla hace de todo, le gusta mucho la música y baila”, agregó su mamá.

Este domingo, un vecino del pueblo, Hugo Gobbo, le tenía preparada una inmensa sorpresa que le fue entregada durante el homenaje a Mauricio. Se trató nada menos que de una bicicleta adaptada para él que puede conducir a través de sus manos.

Hugo construyó la bicicleta con sus propias manos y sorprendió a Mateo que luego de varias fotos, salió a pasear con su nuevo vehículo. “Me encanta esta bicicleta”, repitió constantemente a su familia.

Con respecto al diseño, el creador indicó que es muy sencilla y que aún debe ajustarla a Mateo para su tamaño y colocarle los cinturones de seguridad. “Se maneja con las manos, no tiene muchos secretos”, aseguró.

Su mamá, contó que la idea surgió hace mucho tiempo pero que fue entregada para sus siete años ya que su musculatura y coordinación están más desarrolladas. “Los beneficios de andar en bici son increíbles”, detalló.

Por último, Maru deseó hacer público su enorme agradecimiento y el de toda su familia hacia Hugo y además, por haberla recibido en un acto tan emotivo como el de Mauricio Ramón. “No se cómo expresar el profundo agradecimiento que siento por tu gesto, predisposición y la rapidez con que llevaste a cabo este proyecto. En mi nombre y el mi familia estaremos eternamente agradecidos por lo que significa para Mateo. Gracias”.