Tiene 7 años y su madre descubrió que fue abusado por un hombre de 63, abuelo de su amiguito del barrio. El acusado fue imputado por al menos cuatro hechos y quedó preso.

 

Un hombre de 63 años quedó imputado y detenido por abusar sexualmente de un nene de 7 años cuya familia encabezó este lunes un desgarrador reclamo de justicia, en barrio Cristalería (zona noroeste de Rosario).

Fabiana, mamá de la víctima, contó entre lágrimas ante las cámaras de El Tres que recién la semana pasada comprobó lo que había sucedido en al menos cuatro ocasiones recientes entre su hijo y el hombre, que es abuelo de un amiguito suyo.

“Me lo llevaba y hacía todo con el nene al lado de mi casa. Yo lo conocía (al acusado) desde hace unos diez años por su hija que vive acá”, relató la mujer.

Agregó que fue su otro hijo, también menor, quien constató heridas en el nene cuando lo ayudó a desvestirse para tomar un baño. “Le sacó la ropa y me dijo que tenía mordido”, contó Fabiana, y describió que ella además le encontró lesiones compatibles con una violación.

Al preguntarle al chico, éste le contó que el responsable había sido “un hombre grande” pero que “si le contaba a alguien lo iba a matar con una cuchilla”. Luego se animó a revelar que se trataba del “abuelo de Benja”, su amigo de la casa de al lado.

Los familiares del menor abusado realizaron este lunes una manifestación de repudio y de reclamo de justicia frente a la vivienda del acusado, que por pedido de la fiscal Graciela Argüelles y confirmación del juez Hernán Postma quedó imputado por abuso sexual –al menos cuatro hechos– y detenido sin un plazo fijo.